Con Jesucristo, tú y yo
  • Este novio hizo una sorpresa para la novia el día de la boda donde contó la historia de cómo se conocieron y Quien los trajo juntos.

  • Una boda de éxito incluye a Jesucristo en primer lugar. Esto trae arrepentimiento, perdón, humildad, aprendizaje y amor incondicional, respetando las diferencias y actuando con fe y esperanza creyendo en el potencial divino y eterno el uno del otro.