¿Por qué debemos luchar contra el orgullo?
  • (Henri Lacordaire) El orgullo puede ser visto por dos lados. El primero está ligado al sentimiento de dignidad, de valor y amor propio. El otro lado es el elevado concepto que uno hace de sí mismo, la arrogancia y la soberbia.

  • En el primer sentido

  • no hay nada mal, pues de hecho debemos tener el sentimiento de dignidad, necesitamos valorizarnos, principalmente cuando tenemos la sensación que somos desvalorizados o despreciados por alguien. Necesitamos valorizarnos, tener amor propio. Cuando no nos amamos es difícil amar al otro. Este es el orgullo sano, ese es el orgullo que nos hace seguir adelante, sintiendo que tenemos valor, que somos importantes. Esta es la manera de elevar nuestra autoestima. "La raíz más profunda del fracaso en nuestras vidas es pensar:" ¡Cómo soy inútil y débil! " Es esencial pensar poderosa y firmemente: 'Yo consigo', sin ostentación o preocupación.

  • (Dalai Lama) Todos somos iguales, ninguna persona, ni siquiera usted que está leyendo este texto ahora, es de menor valor. Las personas que son religiosas aprenden que el modo de desarrollar ese don, ese sentimiento de orgullo y amor por sí mismo se está acercando a Dios y sus valores. "Guarda que no te olvides del Señor tu Dios, dejando de guardar sus mandamientos, y sus juicios [...]" (Deut. 8:11)

  • El segundo concepto mencionado en el inicio de este texto aborda los dos sentimientos que debemos tener cuidado y luchar contra ellos - arrogancia y soberbia - pues todas las personas tienen orgullo, eso es un hecho, y es en este punto que mora el peligro: el elevado concepto que podemos crear de nosotros mismos hasta el punto de despreciar el próximo y los sentimientos de él. Es por este tipo de orgullo que las guerras existen, sufrimiento y dolor han devastado el mundo, destruyendo a las familias. No siempre estamos dispuestos a cambiar de opinión para concordar o para respetar la opinión del otro. Es para evitar ese tipo de sentimientos, que debemos vigilar y luchar contra el orgullo. Citaré algunas de las razones para ser más humildes y menos orgullosos. ¿Por qué debemos luchar contra el orgullo? El alto concepto que hacemos de nosotros mismos nos lleva al orgullo de mirar con altivez y soberbia hacia el otro, así colocamos a las personas por debajo de nosotros. Parte de ese comportamiento crea en el otro el sentimiento de menosprecio de los que abajo miran hacia arriba, creando enemistad entre las personas. La enemistad es ausencia de amor. El orgullo está también revestido de soberbia, sentimiento de arrogancia, ostentación y superioridad. "La soberbia precede a la ruina, y la altivez del espíritu precede a la caída." (Prov. 16:18)

  • Es más fácil ver el orgullo en los demás que en nosotros mismos. Necesitamos policiar siempre, pues nos irritamos cuando estamos llenos de ese sentimiento, nos sentimos afrontados si las personas no concuerdan con nosotros, o si creemos que están queriendo mandar en nuestra vida.

  • La humildad es la herramienta más eficaz contra el orgullo. Sabemos que no siempre es fácil ser humilde, sin embargo

  • "Si los hombres tuvieran dentro del alma la humildad y la gratitud, vivirían en perfecta paz."

    • (Vicente Espinel)