Lo que deseamos que toda esposa sepa sobre su marido
  • Caras esposas,

  • Ser marido es difícil. Intentamos ser el mejor marido que podemos ser y muchas veces nos sentimos como si estuviéramos fallando. No todo el tiempo, creo. Tenemos buenos días y días malos y algunos días francamente deprimentes. Pero, a pesar de todo, todavía estamos aquí a su lado tratando de hacer bien.

  • Esto no sucede solamente con nosotros. La vida es difícil para todos. Todo el mundo está tratando de hacer lo mejor en la vida y encontrar la felicidad a lo largo del camino. Pero, como maridos, hay cosas únicas que hacen la vida especialmente difícil para nosotros. Podemos no decirles por qué hay este código tácito de niños, que dice que tenemos que vivir con nuestros problemas y no podemos expresar nuestros sentimientos. Tenemos que, "ser hombres", y, "madurar".

  • Pero en el fondo, hay cosas que nos gustaría que ustedes supieran y que realmente pueden ayudarnos. Entonces, aquí va:

  • Aquí están 7 cosas que queremos que nuestras esposas sepan sobre nosotros:

  • 1 - No somos el Príncipe Encantado - somos su marido

  • No nos gusta cuando ustedes esperan que seamos su Príncipe Encantado. En realidad, nos sentimos un objeto. No todos saben cómo montar un caballo o luchar contra los dragones. No todos son tan arrojados o jovial como el Príncipe Encantado, entonces, no esperen que seamos. Algunos de nosotros prefieren leer libros, arreglar coches o jugar videojuegos. Esto no quiere decir que tenemos un defecto. Sólo significa que somos una persona única. Por favor, nos ame por lo que somos.

  • 2 - No, no es sólo una cuestión física - realmente queremos intimidad con ustedes

  • Nosotros entendemos. Desde que alcanzaron la pubertad ustedes se acostumbraron a los niños mirando a sus pechos sin que ustedes ni se dieran cuenta. Entendemos también que ustedes ya tuvieron encuentros malos donde todo lo que querían era sus cuerpos. Pero nosotros no. Somos sus maridos y las amamos. No queremos hacer sexo con ustedes por el mismo motivo que los otros niños las miraban cuando adolescentes. Por favor, no nos coloquen en el mismo grupo con los otros chicos. El sexo es importante para nosotros y nos ayuda a mostrar y sentir amor, de una manera que no es posible sentir con nadie más.

  • 3 - El dicho "esposa feliz, vida feliz," es ofensivo

  • Es siempre divertido cuando usted oye a alguien decir: "Esposa feliz, vida feliz." ¿O no es? Tengo una broma para ti: ¿Qué dices a una mujer con dos ojos rojos? Nada. ¡Usted le ha dicho dos veces! ¿Gracioso, no es? ¡No! Tampoco esa historia de esposa feliz, vida feliz. Esperar que nosotros (incluso en tono de broma) las hagamos felices, para que podamos ser felices no nos hace sentir bien. Nos hace sentir subservientes.

  • 4 - Por favor, no esperan que hagamos las cosas de la manera que ustedes hacen.

  • Nosotros realmente oímos cuando nos dicen para lavar más platos. Y nosotros intentamos. Nosotros realmente intentamos. Pero sólo porque no lo hacemos de la misma manera que ustedes, no significa que estamos haciendo mal. Y cuando crean un caso, porque no usamos la esponja correcta en las ollas, nos hacen sentir la voluntad de ni intentar de nuevo. No hacemos las cosas de la misma manera que ustedes hacen y eso no es malo. Por favor, aprecien en nuestras diferencias - no nos crucifiquen por ellas.

  • 5 - Nosotros realmente tenemos sentimientos - y ustedes realmente nos hieren

  • Cada vez que nos alejamos sexualmente y cada vez que ustedes nos dicen para "crecer", eso nos hiere. Podemos no mostrar al principio, pero con el tiempo vamos a empezar a alejarnos y encontrar otras cosas para hacer, en vez de pasar tiempo con ustedes. Realmente no es lo que queremos. Nos casamos con ustedes por un motivo. Por favor, traten con la misma sensibilidad emocional que les gustaría ser tratadas.

  • 6 - Ellos son nuestros hijos, también - dejen ser padres de ellos

  • No, nosotros no actuamos de la misma manera que ustedes. Estamos más propensos a desbaratar la casa con los niños que arreglarla. También es más probable que los dejemos saltar del balcón para el trampolín. Eso no quiere decir que somos malos padres. Sólo significa que somos padres. Y las encuestas muestran que nuestros niños se benefician mucho cuando hacemos ese tipo de "cosas de padre". Entonces, por favor, no nos importan cuando no lo hacemos de la misma manera que ustedes. Todavía amamos a nuestros hijos de todo corazón. Y estamos comprometidos con su bienestar tanto como ustedes.

  • 7 - No juzguen nuestro matrimonio a partir de cuán buen padre somos

  • Como esposas, ustedes son más que una madre y niñera. Y como maridos también somos más que eso. Por favor, no juzguen nuestro matrimonio por el bien o mal que cuidamos a los niños. Tener paciencia es difícil. Y, a veces el trabajo y otras obligaciones quedan en el camino. Si ustedes nos juzgan como buenos o malos maridos por la manera en que lidiamos con los niños es como si los juzgáramos como buenas o malas esposas por la manera como ustedes cocinan. Nosotros, maridos, somos más que sólo el padre de sus hijos. Somos su marido. Por favor, nos amen como tal.

  • Recuerdos,

  • Sus maridos.

  • _Traducido y adaptado por Stael Pedrosa Metzger del original ¿Qué queréis hacer cada una de las familias conocidas acerca de su marido?