El consejo familiar es una gran herramienta en el arsenal de un padre, porque es una reunión para la resolución de problemas, donde todos tienen voz, donde la familia puede unirse en torno a un objetivo común y donde la responsabilidad de crear un hogar feliz puede ser compartida. El lema de los Tres Mosqueteros,
  • para el libre flujo de ideas y discusiones.

  • Establecer derechos iguales

  • Todos deben tener voz y derecho de elección.

  • Operar la paz del grupo

  • Algunas decisiones pueden necesitar varios consejos, otros sólo uno.

  • Mejorar el diálogo

  • Los padres, en lugar de dar sermones, oyen.

  • Escuche el uno al otro

  • Los hijos tienden a oír cuando se sienten oídos.

  • Unificar

  • Todos trabajan para un objetivo común.

  • Inclusión

  • Implica a todos los miembros de la familia que quieran ser incluidos y que estén dispuestos a contribuir.

  • Solución de conflictos

  • Los resentimientos pueden ser compartidos y resueltos.

  • ¿Qué podemos discutir en un consejo de familia? Los cambios, las tareas domésticas, las cuestiones financieras y la planificación de los estudios son sólo algunas ideas que podrían ser discutidas en un consejo de familia.

  • Durante un reciente receso escolar, necesitaba implantar reglas y ser más firme con la disciplina. Busqué el consejo de familia. Como el consejo sería otra discusión sobre la disciplina que un sermón, mis hijos se mostraron más interesados. Después de votar las reglas y penalidades, colocamos en un lugar visible para referencia futura. Ahora no me siento más como un policía en casa. En vez de eso, mi marido y nuestros hijos, verificamos nuestro comportamiento en relación al acuerdo mutuo sobre las reglas de la familia. Nuestra casa se ha vuelto más pacífica como resultado del cambio de enfoque del "yo" a "uno por todos y cada uno por uno".

  • ¿Cómo empezar?

  • Es más fácil de lo que usted imagina establecer y mantener los consejos de familia.

  • Elija un tiempo y lugar donde todos puedan participar de forma significativa.

  • Traen una cuestión o problema específico para ser discutido.

  • Empleen los principios democráticos para alcanzar un consenso.

  • Marquen el próximo consejo de familia en común acuerdo sobre fecha y hora. Josué es padre de cuatro hijos y deseaba saber su expectativa sobre vacaciones en familia. Él los reunió un domingo por la noche, cuando todos los hijos podían estar en casa. Cada uno tuvo su oportunidad de sugerir un destino para las vacaciones. Se realizaron anotaciones y designaciones para la investigación de los costos, y se estableció que esta información debería ser compartida en el próximo consejo. En el ínterin, Josué ayudó a los niños a encontrar información en línea sobre los destinos que habían escogido.

  • En el próximo consejo, todos votaron y después de alguna discusión, se alcanzó un consenso. A continuación, discutieron actividades que tendrían durante las vacaciones. De nuevo se realizaron las asignaciones, se informó de la información recopilada y una votación realizada. Josué estaba sorprendido de que sus hijos no quisieran pasar una semana entera en un parque de diversiones. Estaban interesados ​​en variedad, pero también en descanso y diversión. El padre había decidido unilateralmente por el lugar y la programación de las vacaciones de la familia en lugar de aconsejarse con su esposa e hijos, si no fuera el consejo, sus vacaciones no serían muy exitosas.

    • Mantener consejos de familia crea su propia banda de mosqueteros. La cooperación aumentará en la medida en que se unen en torno a un objetivo común que es ganar la confianza de los miembros de la familia sobre las decisiones que afectan a todos y compartir la responsabilidad de crear un hogar feliz.

    • Traducido y adaptado por Stael Metzger del original What the Three Musketeers and family councils have in common, de Jen Savage.