Tenemos el espíritu y sí, podemos hacerlo: Enseñando espiritualidad diariamente para los niños
  • Enseñar a sus hijos diariamente sobre espiritualidad comienza con su práctica diaria de espiritualidad.

  • Enseñar a sus hijos diariamente sobre espiritualidad comienza con su práctica diaria de espiritualidad. Como padre, usted es el primer y más importante modelo para sus hijos. Ellos lo imitar en lo que haces. Considere estas sugerencias:

  • 1. Comunicación

  • Enseñe a su hijo a comunicarse diariamente con su fuente de fuerza superior. Esto puede suceder a través de la oración formal o informal, de recitar mantras o pasajes sagrados, agradecer y expresar gratitud o simplemente escuchar lo que los mensajes de esta fuente tienen para él.

  • 2. Quietud

  • Enseñe a su hijo a tener calma, a ser pacífico y tranquilo, a permanecer quieto. Esto puede ocurrir durante su comunicación con el Ser Superior, pero será muy útil en cualquier situación. Especialmente para aquellos que tengan facilidad para despertar el estrés. Haz que aprendan varias formas de meditación, con o sin música o sonido. Haga que se siente quieto sólo para reflexionar sobre su día, sus experiencias o sus emociones. 3. Estándares

  • Enseñe a sus hijos acerca de los patrones de su sistema espiritual. Asegúrese de vivir de acuerdo con todo lo que usted enseña a sus hijos. Déjelos saber cómo usted espera que se comportan. Además, recuerde que usted los amará y los aceptará por lo que son, no importa lo que sean.

  • 4. Aceptación

  • Enseñe a sus hijos a aceptar lo que encuentren de la forma que sea. Enseñe sobre la tolerancia y el no-juicio. Asegúrese de delinear la diferencia entre la aceptación y la concordancia o el apoyo. Usted y sus hijos podrán aceptar y tolerar algo que usted siente que es inadecuado, sin juzgar, condenar, condescendiente o alguien que se dedica a ello. Mantenga el foco en su relación con su fuente espiritual, no en cambiar o controlar a otras personas.

  • 5. Aprendizaje y crecimiento

  • Estudie

  • Separe un tiempo de estudio para sus hijos, como familia e individualmente. Pídales para leer las obras de su sistema espiritual o participar en ceremonias relacionadas. Haga estas sesiones de estudio de la forma más regular posible, con espacio para encuentros alternados.

  • Comparta

  • Incentive a sus hijos a compartir lo que aprendieron dentro y fuera de las sesiones de estudio y ceremonias programadas. Pídales que compartan las experiencias que los desafiaron o con las que aprendieron algo.

  • Pruebe

  • Enseñe a sus hijos a aprovechar cada experiencia como ella venga. Vea cada experiencia como una oportunidad de aprender, crecer y fortalecer su fe.

  • Evoluciona

  • Permita que sus hijos y su relación con su fuente espiritual evolucionen. Como usted y su relación con esa fuente también evolucionará. Mantenga la conversación abierta y armoniosa. Asegúrese de que saben que pueden hablar con usted sobre cualquier cosa sin temor a represalias o rechazo.

  • Yo combino mi oración informal y de gratitud todos los días. A menudo pedir orientación o ayuda en las tareas diarias y favores. Incluir el agradecimiento por las pequeñas cosas, como la comida, el agua, un coche para trabajar y un ordenador portátil. Me gustaría también decir gracias por la ayuda, el confort y la seguridad proporcionada a mí todos los días. Agradezco por mi pasión y talento para contar historias y escribir.

  • Enseñar a sus hijos la espiritualidad diaria será más eficaz cuando hábitos espirituales continuos se combinan con prácticas formales regulares y costumbres, como la compensación de un servicio semanal con conversaciones espontáneas sobre experiencias recientes. Usted y sus hijos podrán participar en estas prácticas individualmente, como familia y como comunidad. Cuanto más se dé el ejemplo y enseñar a través de acción, mayor será la probabilidad de que éstos adopten estos valores espirituales como ellos mismos.