Esta especialista explica por qué el matrimonio moderno es mucho más difícil
  • Todo el mundo anhela y desea la felicidad. El mundo entero está en busca de ella, ella no está a la venta, por lo tanto, no se puede encontrar en las piedras preciosas, en el oro y ni en la plata. Sin embargo, ella puede ser encontrada en los lazos familiares, porque el amor vive en las familias y la felicidad camina al lado del amor.

  • El valor del amor difiere para muchos, no todos dan valor o importancia a la familia como debían, por lo que no son dignos de la felicidad.

  • De acuerdo con el coach de relaciones, creadora del Programa Mujeres Bien resueltas, Cátia Damasceno, las relaciones deben tener raíces entrelazadas como en árboles.

  • Actualmente, no son sólo las esposas que están desilusionadas e infelices por la falta de comunicación y por no ser comprendidas en el matrimonio. Hay muchos maridos descontentos también.

  • La especialista explica que el matrimonio debe ser como un juego de frescobol. Uno tiene que jugar para el otro y, cuando uno gana el otro también gana. Es muy importante que las dos partes quieran llegar al mismo lugar y siempre juntos.

  • Cátia apunta cuáles son las dificultades del matrimonio moderno:

  • Falta de diálogo

  • Al principio todo es maravilloso, pero, con el tiempo, las personas cesan las conversaciones, no hay más planes, proyectos o metas a ser trazadas para esas parejas.

  • Conflicto de interés

  • Muchas parejas están jugando "tenis" con la relación, donde cada bolita rebautizada es con la intención de derrotar al otro. Este es uno de los peores errores de las bodas modernas.

  • Desistir de la relación

  • Los cónyuges que desisten de la relación, abandonan sus votos sagrados y huyen en el primer obstáculo son inmaduros y están jugando su matrimonio en el abismo. Los obstáculos existen para ser superados.

  • Falta de paciencia

  • Cualquier dificultad es motivo para que una de las partes explotar con el otro en las relaciones modernas.

  • Si uno tiene problemas, el socio no tiene paciencia con el problema del cónyuge y devuelve el problema para que se resuelva solo.

  • La falta de paciencia detona cualquier relación.

  • Comodismo

  • La acomodación es la gran villana de muchas bodas que, por consiguiente, desencadenan otros fantasmas.

  • Tanto la aparición de aspecto como la emocional llevan el matrimonio a la ruina.

  • Anulación

  • Con la llegada del hijo, principalmente en el primer año, la pareja tiende a alejarse un poco, pues los bebés requieren cuidados especiales. Sin embargo, es importante que la pareja no se anule. La frecuencia en el sexo es fundamental para la relación.

  • Autoestima baja

  • Generalmente, la mujer después de dar a luz queda con la autoestima bien baja, parte de eso son las noches maldormidas. Es necesario que ella no deje de cuidar.

  • La mujer debe quedar bonita para sí misma, los mismos cuidados con su apariencia que era antes del matrimonio necesitan ser mantenidos con o sin hijos.

  • Desgaste

  • El cónyuge inventa excusas sin necesidad alguna para quedarse en el trabajo, y el trabajo de repente se vuelve más interesante que volver a casa, cuidado! Es señal de que la relación está desgastada.

  • Es mejor sentarse y conversar, intentar llegar a un acuerdo sobre los motivos que están desgastando esa relación.

  • Según Cátia, es importante que toda pareja tenga algunas actitudes como: Ser flexible con las fallas del cónyuge. Aceptar los propios cambios y los de la pareja. No abandonar su individualidad. Construir nuevos sueños juntos. Programar noches especiales. Sonreír siempre.

  • Son las cosas simples que la pareja debe hacer el uno por el otro para que su matrimonio sea duradero y feliz.