Esta madre sabía que estaba trayendo al bebé mal del hospital a casa; 43 años después, ella finalmente revela a su hija
  • Cuando tenía 43 años, Martha Miller recibió una carta de su madre - admitiendo que ella no era realmente su madre.

  • La carta fue enviada también a una mujer, Sue McDonald, a quien Martha conocía vagamente. Estas dos mujeres tenían una cosa muy extraña en común: ellas fueron cambiadas al nacer. La carta que las dos hijas intercambiaron leyeron en el Podcast de This American Life, decía: "Queridas Martha y Sue, ya han sospechado o ya les han dicho que llevamos a casa al bebé que pertenecía a Kay y Bob McDonald, y ellos, más tarde, llevaron a casa al bebé que nos pertenecía?

  • Aunque, a lo largo de los años, había señales que algo estaba mal, tanto Sue como Martha quedaron sorprendidas. Pero la parte más loca es que Mary Miller, la madre que escribió la carta, sabía sobre el cambio todo el tiempo.

  • ¿Por qué no hizo nada al respecto?

  • Mary descubrió que estaba con el bebé equivocado cuando Martha estornudó cinco veces seguidas. Como madre de 7 hijos, era algo que Mary nunca había visto antes en uno de sus bebés. Esto levantó sospechas, que se confirmaron cuando pesó a la niña y vio que ella era 1,1 kg más ligera que cuando nació.

  • Mary explicó en la carta que cuando contó a su marido, él dijo para ignorar. Ellos no querían humillar a su médico.

  • Por 43 años, ella ansiaba por su hija biológica mientras creaba Martha como su

  • Aunque no estaban cerca, los Millers conocían a los McDonalds. Mary envió una tarjeta de Navidad después de que las niñas nacieron y le dijo a Kay McDonald (madre de Sue) que quería mantener contacto, porque ella creía que las niñas eran como hermanas.

  • Y aunque Kay (y toda la familia Miller) lo encontró extraño, ella les envió una carta de Navidad todos los años también. Mary, entonces, acompañó de lejos el crecimiento de su hija biológica. Pero, como las niñas crecían, cada vez era más difícil de encubrir el intercambio.

  • Naturaleza X Creación

  • Todos los hijos de los Millers tenían cabellos oscuros. Norbert Miller (el marido que le dijo a su esposa para quedarse con el bebé) era un reverendo, y toda la familia era inteligente y seria.

  • Todos los McDonalds tenían cabellos claros y eran del tipo popular: descontraídos, extrovertidos y alegres.

  • Tal vez el Reverendo Miller pensara que Martha se adaptaría a la familia si se quedaran con ella, pero por la descripción de Mary Miller en la carta, es obvio que ella no se adaptó. Mary escribió: "A medida que Martha crecía, ella no parecía ni actuaba como los demás hijos, era un encanto para todos nosotros, tan bonita, tan fotogénica, tan llena de vida, y nuestros otros hijos eran muy serios. , que se ha convertido en una de las más antiguas del mundo.

  • Por otro lado, Sue McDonald - la hija biológica de los Millers - era mucho más seria que el resto de la familia. Tenía un profundo sentido de la espiritualidad y nunca fue popular. Por más que intentase ser como el resto de McDonalds, ella no era.

  • Incluso habiendo sido creadas en hogares diferentes, cada mujer acabó quedando muy parecida a la familia biológica - historia fascinante para agregar al debate sobre "naturaleza X creación".

  • La recuperación después de descubrir que su hija no es realmente su hija

  • Durante toda su vida, Kay McDonald no tuvo el privilegio de saber que su hija no era realmente a su hija, hasta que las pruebas de ADN confirmaron que Mary estaba diciendo la verdad. Kay pasó por un largo período de duelo. Ella se sintió como si estuviera perdiendo Sue, cuando la hija pasó algún tiempo con su "nueva" familia para conocerlos; y Martha, sin saber qué hacer, no llamaba muchas veces.

  • Finalmente, después de 8 años poniendo sus sentimientos en orden, Kay McDonald consiguió perdonar a los Millers. "Yo tenía sólo una hija y ella tenía cinco hijas", dijo Kay a This American Life. "En realidad, ni siquiera teníamos la certeza de que tendríamos otro hijo, entonces, por supuesto, nos quedamos radiantes cuando quedé embarazado. Y pensar que no creé a la hija que tanto quería ... Yo los perdoné, pero no quiere decir que olvidé." Martha y Sue no son, precisamente, amigas ahora. Pero, en cierto modo, son parientes. Por eso, asisten a las reuniones en familia - tanto de los McDonalds como de los Millers.

  • ¿Con qué frecuencia sucede?

  • Aunque esta historia se produjo en 1951, los cambios de los bebés todavía ocurren. En 1998, un artículo publicado en The Baltimore Sun reportó que 28 mil cada cuatro millones de bebés se cambia al nacer (algunos temporalmente, otros permanentemente). Es un número difícil de rastrear, pero incluso en 2016, Karin Tanabe escribió un artículo para The Washington Post sobre su experiencia, de escalofrío, de tener su bebé entregado a la madre equivocada durante algunas horas.

  • Visite el sitio web de esta American Life para escuchar íntegramente la entrevista impresionante.

  • _Traducido y adaptado por Erika Strassburger del original Mom conciencia she trae el mal bebé casero del hospital; 43 años de edad, de los cuales se ha convertido en una herida.