Esto es lo que la vida nos enseña incluso sin percibir
  • Hemos aprendido de la vida, sí, yo y usted. Pasamos por caminos estrechos, nos afligimos y eso dolió e hirió. Sentimos la brisa de convertirse en viento fuerte, tuvimos miedo, pero aún así seguimos adelante.

  • Los valientes son personas que no tienen indecisión para continuar la vida. Aunque sea difícil, están seguros de que deben atravesarla y con la cabeza erguida.

  • Es necesario tener coraje para enfrentar las adversidades

  • Muchas veces doblamos esquinas complicadas y sentimos que algo trágico puede suceder. Pues es, pero seguir adelante es la estrategia del buen guerrero, de aquel que siempre intenta estar listo para luchar. La forma es desarrollar nuevas habilidades y empezar de nuevo. De lo que adelanta huir si después de cualquier tiempo tendrá que realizar.

  • Pues es, voltear la espalda a la realidad es bajar la cabeza hacia los desafíos de la vida. Vivir no es fácil y la vida no es justa, pero hay quienes simplemente nacen y otros que viven. Si está en esa categoría sabe de lo que hablo, porque no debe haber sido fácil haber llegado hasta aquí, pero nada le impidió ser lo que hoy es, lo que conquistó y de seguir soñando.

  • A veces queremos desistir. A veces perdemos las fuerzas. Tantas otras veces el cuerpo trancafia el alma, pero aun así ella derriba las amarras y va a intentar ser feliz otra vez, tantas como sean necesarias.

  • Cómo limitar la vida si siempre nos sorprende

  • Si un día está en el límite y tiene que hacer una elección, sepa que sólo usted podrá optar por lo que hace bien a sí mismo. No espere la mano que lo levante, sino la fuerza que está dentro de sí y aún no ha conocido.

  • Somos personas capaces de superar, pero determinarse es la obra maestra de lo cotidiano. En él están personas que ni siquiera observan por donde quieren pasar, pero hay otras que saben que será un esfuerzo, sin embargo, hay que estar de cabeza erguida, pecho abierto y mente fuerte para conquistar el propio mundo.

  • No estamos por aquí y como dicen por ahí, el paseo, por el contrario, estamos aquí para construir. Ladrillo por ladrillo y aunque sea preciso, con las manos doloridas enfrentar lo que sea necesario. Limitar la vida es un sentimiento pobre y así, tenemos que ser personas que enfrentan la vida, sea como sea.

  • Miedo?

  • Miedo no destruye, por el contrario, puede mostrar el camino, guiar y hacer desviar de peligros. No ponga en la categoría del "soportar" lo que a diferencia de lo que imagina, hace aprender ... Y cómo ...