Este niño despreció a su padre y un día descubrió algo que jamás podría imaginar
  • Nuestros padres no son perfectos, y generalmente los entendemos cuando nos convertimos en padres y madres. Las memorias son felices o tristes de acuerdo a cómo los tratamos o fuimos tratados, pero una cosa es cierta: ellos son nuestros padres, y si los tuvimos es porque necesitábamos aprender algo que no aprenderíamos de otra forma.

  • A veces, no aprendemos cuando necesitamos, y muchas veces puede suceder de percibir demasiado tarde el por qué ellos actuaban de esa forma.

  • Para todos los padres y madres, ustedes saben que no es fácil. Sea bondados con sus padres, y los traten de la forma que desea que sus hijos un día traten usted.