El agua que no falta en su casa
  • Al abrir un grifo nadie se imagina de dónde viene el agua. La gente está tan acostumbrada con la comodidad de tener esa característica siempre disponible que sólo paran para pensar cuando el grifo está vacío.

  • Este problema es constante en algunas pequeñas ciudades del país, pero en pequeño número. Pero cuando el hilo de agua seca en la ciudad brasileña más poblada la preocupación se instala.

  • Hace muchos siglos un joven interpretó un sueño de un soberano y la decisión fue simple: aprovechar la época de abundancia para almacenar el alimento que faltaría en la escasez. Con ese proceso vidas se salvaron, incluso en aquella época precaria.

  • Hoy con todos los recursos de la modernidad, utilizar este ejemplo para mantener el hogar con las necesidades básicas disponibles hace la actitud más sensata. El almacenamiento doméstico puede salvar la vida de familiares en casos catastróficos o simplemente a falta de cierto producto en el mercado.

  • Abordando específicamente el almacenamiento del agua, siguen algunas ideas:

    1. En lugares donde hay espacio disponible, depósitos grandes pueden ser construidos o instalados. Uno de 16 mil litros sirve una familia de 5 personas (sólo para beber y cocinar) por el tiempo de 6 a 8 meses. Si el agua se utiliza para otros fines como la higiene, durará menos tiempo.

    2. Para quien no tiene espacio y vive en ciudades, el agua puede ser guardada en botellas de plástico tipo pet y el cálculo es básicamente este: 8 litros de agua por persona, para higiene personal, alimentación y bebidas. Por supuesto que todo con mucha economía, diferente de lo que sucede cuando los grifos están corriendo normalmente.

    3. Para uso general, incluso cocinar, el agua puede ser guardada hasta 6 meses en botellas pet de 2 litros que fueron higienizadas de la siguiente forma: Coloque 4 cucharas de cloro inodoro en 3 litros de agua. Después de higienizar con esta solución, enjuague la botella muy bien y llene con agua del grifo. Añada 4 gotas de cloro inodoro antes de cerrar la botella y asegúrese de etiquetar la fecha del procedimiento.

    4. Las botellas se pueden guardar durante los 6 meses en un lugar seco y ventilado, lejos de la luz y el calor. Utilizar y sustituir el agua será necesario al final del plazo, añadiendo nuevamente las gotas para nuevo almacenamiento.

    5. Agua mineral puede ser guardada para consumo respetando su plazo de validez y almacenada correctamente, como citado en el ítem 4. El tipo de embalaje cambia mucho en su conservación, siendo las botellas de vidrio las que tienen mayor durabilidad del producto.

    6. Si el agua se ha guardado durante mucho tiempo y se pone la duda en cuanto a su integridad, si el embalaje ha sido violado, el lugar no estaba de acuerdo o cualquier otro motivo, lo mejor es hervir y añadir unas gotas de agua sanitaria sin perfume (8) para cada 2 litros). El agua almacenada de la forma del ítem 3 también puede ser consumida si se realiza este segundo proceso.

  • Además de mantener stock personal para eventuales emergencias, es de buen sentido utilizar el agua con prudencia. Las antiguas y siempre actuales recomendaciones de baños rápidos, lavar coches y patios con baldes, cerrar bien los grifos después del uso, no mantenerlos abiertos durante el cepillado de los dientes o lavado de la vajilla o manos, deben ser respetadas.

  • Uno de los mayores bienes de la humanidad puede estar siempre al alcance, incluso en tiempos de escasez, a través de la prevención y el almacenamiento correcto.

  • Lea también: 6 actitudes sostenibles en el ambiente urbano