Los efectos de capacitación que el servicio proporciona
  • Hubo tiempos tan negros, que yo no podía ni siquiera pensar en servir. Afortunadamente, los que me rodeaban, eran lo suficientemente sabios para pedirme que lo hiciera. Esto es una cosa importante a recordar cuando vemos a los demás sufriendo. Usted puede servirles mejor, al animarlos a ayudarse a sí mismos, aunque brevemente, a partir de sus propias experiencias. Es un ciclo maravilloso autorrenovable, donde nosotros, seres humanos frágiles nos empujamos hacia adelante, ayudando y pidiendo ayuda.

  • Lo que hay de maravilloso en eso es que usted no necesita estar en total crisis, o ver a alguien en crisis para ponerse en acción. Hay otros momentos en la vida en que esta práctica puede ser benéfica: Los ancianos que a veces sienten que su utilidad se ha perdido en el tiempo. O, los discapacitados y acamados que sienten culpa por estar siendo servidos. O bien, la persona que hizo realmente malas elecciones en el pasado y se les dijo que son personas simplemente malas y se sienten más allá de la redención. Finalmente, la mujer o el niño abusado.

  • Es una cosa realmente rehabilitadora para alcanzar a otro ser humano. Al pedir ayuda, usted puede echar una persona fuera de su propia miseria por un tiempo y fortalecerla antes de que regrese a su propia condición.

  • Cuando vivía en Nueva York y pasando por un divorcio, mi marido transfirió todo nuestro dinero a una cuenta que él comparte con su abuela. Yo tenía cuatro hijos bajo mis cuidados, y pasé muchos años en el tribunal para conseguir cualquier tipo de apoyo. Era el final de 17 años de una boda extremadamente opresiva. Estaba emocionalmente abatida y aplastada. Yo era muy insegura de mí misma. Había una orden de restricción, debido a algunas amenazas muy pesadas hechas a mí ya mis hijos. Me sentía bastante agotada, y muchas veces también, inútil y culpable. Sin embargo, yo tenía un líder religioso muy sabio, que me pidió servir a los ancianos en mi congregación conduciéndolos a la iglesia en Toronto una vez al mes. Yo estudiaba a tiempo completo, trabajaba a tiempo parcial, estaba tratando de poner en día mi vida así como a mí misma, y ​​él viene y me da esa asignación.

  • Personas, a través de su amor y bondad, me trataba con el máximo cariño y cuidado. Tan simpáticos como podían, en el estado emocional en que me encontraba, empecé a pensar que ellos no me encontraban capaz de lidiar con cualquier cosa. En el otro lado de la moneda, cuando mi líder me dio esa tarea, mi primer pensamiento fue: "Wow, él cree que puedo lidiar con eso. Debo estar haciendo todo bien! El viaje fue un toque personal por muchos meses. Él empezó a pedirme siempre que la hiciera y creyó en mí y mis habilidades.

  • La única excepción que me gustaría añadir a esta parte tan preciosa del consejo es que si usted está luchando solo, no intente asumir un compromiso muy grande. Pequeños servicios ayudarán en una recuperación con menor estrés. Si usted está tratando de ayudar a alguien que se encuentra en una situación difícil, sugiera o pida pequeños servicios, nada muy grande o cansado.

  • Recuerde que la bondad no sólo se muestra cuando servimos, sino al solicitar el servicio de otros y mostrando al donante que usted cree en sus habilidades para ayudar.

  • Traducido y adaptado por Stael Pedrosa Metzger del original The empowering effects of service, de Rebecca Rickman.