La imperfección perfecta de la boda
  • La imperfección en el matrimonio tiene una belleza que es pocas veces apreciada. La vida en pareja se vuelve una lucha constante para alcanzar lo perfecto e inmaculado, y en esa carrera la vida pasa, casi como un desperdicio, porque la realidad es que la perfección no existe. La única cosa que puede aliviar esa carga en la búsqueda constante de mejorar las condiciones del matrimonio, es aprender a querer ya valorar lo que ya alcanzaron con el paso de los años, es entender que la felicidad es simplemente imperfecta y nunca completa. Continúe leyendo y descubra cómo el matrimonio puede seguir siendo una experiencia maravillosa, a pesar de su imperfección:

  • Es bueno pensar de forma diferente

  • Es increíble cómo muchas bodas se desgastan en discusiones interminables, porque no tienen la misma opinión sobre los diferentes temas de la la vida. Aunque es necesario que, como cónyuges, se identifiquen con los mismos valores y persigan los mismos objetivos, no significa que deben pensar exactamente igual. Cada uno puede tener su propia opinión, la cual el otro debe respetar e intentar entender, pudiendo así llegar a acuerdos para el bienestar de la familia.

  • Lea: 3 expresiones peligrosas que pueden llevar al divorcio

  • Es bueno saber que usted no está solo en tiempos difíciles

  • A nadie le gusta tener problemas y sólo se convierten en una buena o mala experiencia cuando se han resuelto. Sin embargo, sus propias enfermedades o enfermedades de los hijos, la crisis económica y los problemas en general, se convierten en una oportunidad para que usted valorice la compañía, el amor, el afecto y el apoyo de la persona que le acompaña en esta jornada que es el matrimonio .

  • Mantener el amor vivo, una motivación constante

  • Durante el compromiso, los primeros meses de matrimonio, e incluso los primeros años para algunas parejas, el amor parece fluir como una fuente inagotable. Parece que no necesita ningún esfuerzo para expresar todo ese sentimiento y ese cariño que se siente por el marido o la esposa. Con el tiempo, esa fuente natural se va agotando, parece que la luz se apaga y la magia disminuye un poco, por no decir completamente. Muchas parejas llegan al punto de permanecer unidos más por costumbre o intereses particulares que por el sentimiento de amor que es el que debe prevalecer. Entonces es necesario entender que el amor en sí no es inagotable e inalterable y que es necesario trabajar en él todos los días. Parte de su belleza es comprender que se necesita esfuerzo para mantenerlo vivo y nunca tomarlo como garantizado.

  • Lea: 5 cosas importantes para un matrimonio armonioso

  • Ver el cónyuge con la perspectiva adecuada

  • Comprender la imperfección de su cónyuge hace que usted sea un poco más tolerante. Usted necesita entender que él es tan humano como usted, que comete errores, tiene miedos, que no importa la edad nunca tiene la vida definida. Gran parte de la decepción que el matrimonio trae para muchas personas es quedar cara a cara con la realidad de una persona que fue idealizada. Por lo tanto, piense que usted tiene en casa sólo una persona imperfecta y que usted debe valorar que en medio de esa imperfección él lucha para darle el mejor.

  • El matrimonio es así, imperfecto, las dificultades y problemas son parte de su encanto. Al final, cuando usted mira a sus hijos o cuando finalmente lo que ustedes han soñado comienza a tomar forma, usted sabe que las lágrimas, el esfuerzo y las alegrías valieron la pena.

  • Lea: Conozca los hábitos saludables de las parejas eternas

  • _Traducido y adaptado por Sarah Pierina del original La perfecta imperfección del matrimonio