Acepte desafíos y sea más confiable
  • Creamos rutinas, día tras día, para que nuestra vida se haga lo más estable posible; eso nos trae la sensación de mayor confort y tranquilidad. Es, por encima de todo, la búsqueda de la seguridad que facilita la obtención de lo que deseamos, sin molestia, o cualquier dificultad.

  • Sin embargo, existen situaciones en la vida que interrumpen los hábitos e imponen nuevas acciones; eso nos impulsa a un cambio del patrón mental y conductual. Salir del área de confort no siempre es fácil y cuanto más resistimos a los cambios, mayores serán las dificultades. Así, aceptar los desafíos que la vida nos presenta es una manera de trabajar nuestro desarrollo personal, haciéndonos más confiados.

  • Cambios significativos

  • Siempre que algo nos obliga a buscar alternativas diferentes, nos lleva a expandir nuestra mente para encontrar maneras prácticas de lidiar con los cambios inevitables. Al principio esto puede causar algún molestia y provocar una sensación incómoda. Pero con el tiempo percibimos que la incomodidad es pasajera, pero ciertamente operó cambios significativos.

  • Autoconfianza

  • Cuando enfrentamos el miedo y asumimos nuevas situaciones entramos en contacto con nuestra enorme capacidad de aprender y adaptarse. Es una sensación de tanta satisfacción que nos hace sentir capaces de superar a nosotros mismos y crecer como persona. Para enfrentar el miedo es esencial concentrarse en lo que se desea y tener una actitud positiva de la situación. Cada desafío vencido fortalece la auto-confianza y mejora la autoestima.

  • Autoconocimiento

  • Otro gran aumento al enfrentar los cambios con determinación es que siempre aprendemos más de nosotros mismos y sabremos cuál es nuestra reacción en determinadas situaciones. Esto también provoca seguridad y pasamos a encarar como desafíos toda transformación necesaria, incluso causando molestia e incertidumbre. Entonces nos volvemos más aptos para encarar con confianza situaciones similares que suceda en el futuro.

  • Desarrollo personal

  • Para tener éxito, sea en la vida profesional o personal, es necesario que hagamos algo diferente de lo que los demás hacen o de lo que hemos hecho hasta el momento. Hacer frente al nuevo corresponde a optar por el crecimiento y desarrollo personal y eso es siempre una ardua, pero, una recompensadora tarea. Proponiéndonos a encarar cambios exige esfuerzo ya partir del momento que sentimos nuestras potencialidades nos sentimos motivados y más felices.

  • Expansión de posibilidades

  • Cuando nos proponemos transformar dificultades en desafíos, aumentamos las probabilidades de que surjan nuevas oportunidades valiosas de progreso, pues creamos medios más eficaces de perfeccionamiento. Para crecer es necesario salir del área de confort y expandir nuestras posibilidades. Sabemos afrontarlo sin temor de errar, al final, incluso el error puede servir de aprendizaje para hacernos más aptos para actuar correctamente.

  • Bien recordar las palabras de Abraham Lincoln: "El éxito de la vida no se mide por el camino que usted conquistó, sino por las dificultades que superó en el camino".