Estudios demuestran: ¿Por qué algunas personas son más felices que otras
  • Es grande la posibilidad de que todos los seres humanos de nuestro planeta hayan sufrido en algún momento de la vida los efectos de la ansiedad. Difícil que alguien nunca se haya sentido inseguro, con miedo y sensación de que algo muy malo está a punto de suceder.

  • Pero el hecho es que algunas personas parecen tener verdadera aptitud por ver siempre el lado negativo de las cosas. Por más que se esfuercen, que tengan ayuda de familiares y amigos, aún así tienen gran dificultad en cambiar las ondas vibratorias de sus pensamientos y continúan viendo el mundo de forma negativa y pesimista. Por supuesto que con mucha determinación algunos logran controlar las emociones a fin de que ellas no le traen perjuicio, pero lo que se observa es que para otras personas esa dificultad no existe y momentos de inseguridad y ansiedad son pasajeros.

  • Lea: 9 tácticas para dejar de ver el lado negativo en todo

  • Estudios

  • Esta diferencia en la forma de encarar al mundo, así como en el grado de dificultad en mantener el buen humor y la positividad ha llamado la atención de estudiosos. Hace mucho tiempo los expertos ya saben que algunas personas sufren de ansiedad incluso en ausencia de cualquier situación de peligro o estrés. Una investigación reciente publicada en esta materia explica en parte porque eso sucede. Por primera vez los científicos demuestran que el origen del problema puede estar en una variación genética en el cerebro que hace a algunas personas "olvidar" más rápidamente las experiencias trágicas y desagradables. Esta mutación produce un alto nivel de anandamida, conocida como "Sustancia de la felicidad".

  • La Anandamida

  • La "Sustancia de la felicidad" es endógena y producida en el cerebro humano, fue descubierta en 1992 y, desde entonces, ha sido motivo de muchos estudios. Puede tener efectos analgésicos, ansiolíticos y antidepresivos, similares a los del THC, componente de la especie vegetal cannabis sativa, popularmente conocida como marihuana. Es, pues, una sustancia natural que presenta las mismas calidades medicamentosas de la marihuana, sin embargo, sin los efectos deletéreos o destructivos de la droga. Según el estudio del profesor Fabrício Moreira el gran desafío es encontrar la fórmula para potenciar la anandamida en el cerebro lo que tendría amplia aplicación en el tratamiento psíquico.

  • Los resultados

  • Lo que los estudios ya logran afirmar es que algunas personas poseen esa variación genética que favorece el sentimiento de bienestar y, por eso, logran mantenerse más continuamente en estado de felicidad. Esas personas, por lo tanto, menos propensas a presentar alteraciones psíquicas como la depresión, por ejemplo, y también están menos sujetas a los vicios de forma general.

  • Lea también:

  • Lo que cambia

  • Estos estudios son de suma importancia para la medicina y su aplicación a favor de la curación y el bienestar humano. Pero el simple hecho de conocer los resultados, aunque de forma superficial, ya provoca gran cambio en la forma de encarar la cuestión. Cada vez más estamos llamados a comprender la sabiduría de las palabras de Cristo en Mateo 7: 1: "No juzguen, para que no seáis juzgados". ¿Cuántas veces desistimos de ayudar a alguien creyendo que él no quiere deshacerse del pesimismo, de la ansiedad y de la angustia? Pues es, ignorantes que somos creemos que podemos condenar a las personas que, posiblemente, no tengan condiciones de salir de esa situación solos.

  • Lea también: Usted no puede salvar a las personas, usted sólo puede amarlas

  • Las lecciones

  • Si usted es una persona que logra más fácilmente superar momentos difíciles, tenga paciencia con los demás y respete sus límites. Busque inspirar y ejemplificar el optimismo y la alegría de vivir.

    • Si usted percibe que está en constante lucha para mantener su mente positiva, pero que a menudo siente que el abatimiento se instala en su vida, busque cuanto antes ayuda médica.

    • Bueno saber que en todo el mundo existen personas que se disponen a estudiar y traer a la humanidad una mayor oportunidad de curación y bienestar. ¡Que Dios bendiga sus esfuerzos!