Diga no a los vicios: Preservando el tiempo en familia
  • Administrar el tiempo con sensatez y saber cómo usarlo de forma equilibrada ha sido uno de los mayores desafíos y dificultades con que las familias se enfrentan hoy. Es común observar cada vez más hombres y mujeres sumidos en malos hábitos que transforman su vida familiar en un verdadero caos de infelicidad.

  • Vivir de forma equilibrada significa dividir el tiempo para la familia, el trabajo, entretenimientos saludables, actividades religiosas, además de una reserva de espacio individual para reposición de la salud mental, física, espiritual y adquisición intelectual. Cualquiera de estas áreas que están en desequilibrio puede afectar a toda una estructura familiar provocando un desgaste y consecuentemente la disolución de la institución. El vicio hurta la libertad individual y la mayoría de las veces afecta a aquellos que conviven al lado, se transforma en una enfermedad que necesita ser tratada con mucha paciencia, comprensión, auxilio profesional y amor a la persona involucrada. Los innumerables pueden ser los vicios, y la mejor manera de evitar entrar en ese camino oscuro es la prevención. Usted tiene el poder de la palabra, diga "NO".

  • Entre los vicios más comunes encontramos:

  • Drogas ilícitas, bebidas alcohólicas y cigarrillos continúan devastando familias por toda la parte del mundo.

    • Pornografía lleva al individuo a la práctica de la inmoralidad y del abuso sexual, pedofilia, adulterio, aborto y otras aflicciones del género.

    • Los juegos de azar tienen el poder de descapitalización y pueden llevar a una familia a la quiebra.

    • Las compras compulsivas pueden generar deudas financieras inagotables.

    • La Internet y el uso inadecuado de los medios sociales ya llevaron muchas bodas al divorcio.

    • Trabajo. Las personas viciadas en trabajo dejan de acompañar a sus hijos en la educación y se enfrian la relación con su cónyuge.

    • La alimentación no sana y en exceso ha sido la causa de varias enfermedades que cosechan vidas antes del tiempo.

    • El deporte y los juegos virtuales pueden causar el alejamiento de la convivencia familiar.

    • Supervalorización de bienes materiales provocan celos e incluso agresiones verbales y físicas.

    • Dietas y actividades físicas exageradas comprometen la salud provocando anorexia y vigorexia. El propósito de este artículo no es mitigar los principales vicios y sus causas, sino orientar que los vicios esclavizan y roban la mayor parte del tiempo precioso que podríamos pasar con nuestra familia, y determinar que todo hábito en exceso, hasta el punto de hacer el bien el individuo pierde totalmente el poder de decisión, la elección y el control de sí, que lo impide de convivir socialmente, llevándolo a pensamientos de que no puede perder lo que le da más placer haciendo que ese hábito sea prioridad en su vida, convertirse en un vicio.

    • ¿Qué hacer para preservar el tiempo con la familia y evitar la trampa de transformar un hábito en un vicio? Equilibre su tiempo y dé prioridad a las siguientes áreas de importancia significativa:

  • 1. Trabajo

  • Dedicación exclusiva en el trabajo es importante? Sí, con certeza, es necesario hacer lo máximo para superar las expectativas de la empresa, pero dentro del horario estipulado para la realización de las tareas. Hacer lo que le gusta y transformar el trabajo en su casa realizando innumerables horas extras no lo hará más feliz con su familia.

  • 2. Momento solamente su

  • Encuentre tiempo para sí mismo, tiempo para la diversión, tiempo para la reflexión y el cuidado personal. Muchas veces, nos olvidamos de nosotros. Sin embargo, sepa equilibrar ese tiempo para no volverse demasiado largo afectando la relación.

  • 3. Entretenimientos saludables

  • Son varias las actividades que se pueden realizar con su familia, encuentren aquellas que son de sus preferencias.

  • 4. Actividades religiosas La adoración a un ser superior siempre forma parte de la sociedad, las enseñanzas encontradas en la Biblia dan prioridad en servir a Dios y obedecer sus mandamientos. Las familias forman parte de sus enseñanzas, y juntas, ellas pueden encontrar paz y felicidad duradera en sus vidas. Las actividades religiosas son una gran oportunidad de pasar más tiempo con la familia.

  • 5. Familia

  • Podemos reservar un momento especial o un día de la semana en que todos los miembros de la familia puedan reunirse para compartir buenas experiencias. El hogar necesita ser el mejor lugar para estar. "La gente puede quedarse esclavizada o ponerse en cautiverio no sólo en relación a sustancias perjudiciales que vician, sino también a las filosofías perjudiciales que crean dependencia y nos alejan del vivir recto."

  • Lo opuesto al otro, el vicio es la virtud. La mayor parte de nuestro tiempo está dedicada al trabajo. Observar mejor estas cinco áreas de prioridad permite notar que el equilibrio hace que el tiempo con la familia sea preservado y, consecuentemente, el vicio no estará dentro de ese contexto, y la virtud tomará cuenta del hogar.