Paz y amor en el hogar: Cultivando la amistad entre sus hijos
  • Todos los padres desean ver a sus hijos dando bien, respetándose y siendo amigos, ¿no? ¿Será que ese tipo de relación surge de una hora a otra? No, es algo que se conquista a través de decisiones sabias, día tras día, y, en algunos casos, puede llevar mucho tiempo.

  • Gran parte de la responsabilidad por establecer un hogar armonioso recae sobre los padres. Si ellos están realmente dispuestos a transformar su hogar en un refugio para su familia, en especial, para sus hijos, ellos necesitan:

  • Hacer que su relación conyugal sea un ejemplo a ser seguido.

    • Actuar de la forma correcta cuando surgen las desavenencias entre sus hijos. La reacción de ellos ante tales conflictos puede tanto ralentizarse como intensificar la rivalidad entre ellos.

    • Darles amor, cariño y atención individual, y en la misma intensidad.

    • Promover el amor, la amistad y el respeto mutuo entre ellos. Es importante resaltar que el futuro de los hijos depende mucho de las experiencias que ellos viven dentro del hogar. Diré a continuación algunas ideas de cómo los padres pueden animar la amistad entre sus hijos. Antes de eso, sugiero que lean el artículo "Cómo lidiar con las rivalidades entre los hermanos" para verificar si están actuando correctamente, o para intentar identificar si hay necesidad de algún cambio de actitud en la forma en que tratan con sus hijos.

  • Ahora, vamos a las ideas:

  • 1. Incentivar el perdón continuo

  • Cuando los hermanos discuten o pelean es importante que los padres promuevan una reconciliación inmediata, no importando la intensidad de la pelea.

  • 2. Fomentar la comprensión y la tolerancia

  • Los padres necesitan ayudarlos a ser comprensivos y tolerantes en cuanto a sus diferencias. Al percibir que las diferencias de edad y personalidad hacen que tengan gustos, intereses y reacciones diferentes, aprender no sólo a tolerar esas diferencias, sino usar de más tacto al tratarse unos con otros.

  • 3. Hablar positivamente sobre un hijo a otro

  • Es una cosa que hago bastante y funciona incluso. Cuando converso individualmente con mis hijos, me gusta decir cosas del tipo: "

  • Tu manita te ama, no!

  • " o"¿Viste como le gusta jugar contigo?"o, entonces "¡Le encanta imitar! ¡Debe ser porque le gusta tu manera! "Frases como estas hacen que se sientan amados y admirados por sus hermanos. 4. Establecer reglas que incentiven la interacción entre ellosAquí en casa tenemos algunas reglas importantes, una de ellas se refiere al horario y tiempo de uso del ordenador y de los juegos electrónicos, por la mañana, no pueden conectarlos. Este tiempo está reservado a las lecciones de la casa y los juegos juntos. Después de haber establecido esta regla, la amistad entre ellos ha crecido. Ahora, es común verlos jugando juntos en los horarios en que podrían estar en el ordenador o haciendo otras cosas por sí solos.

  • 5. Comprar juguetes o juegos que ellos necesitan jugar juntos

  • A la hora de regalarlos, se debe dar preferencia a juegos de dos o múltiples jugadores o juguetes que permitan la interacción a la hora de jugar

  • 6. Crear tradiciones familiares que los acercan

  • Hace cuatro años que creé una tradición que ellos adoran. Se llama el abrazo familiar.

  • Damos un abrazo el colectivo y decir dos frases al unísono:

  • "Te amo tres! " " y "Nuestra familia es para siempre!" Los niños piden a continuación para dar el abrazo familiar, muchos pueden encontrar sin gracia, pero mis hijos se divierten haciendo eso. Se debe usar de creatividad al crear las propias tradiciones familiares Que proporcionan momentos únicos que serán recordados con nostalgia cuando los hijos ya no estén viviendo con los padres.7. Involucrarlos en proyectos de servicioAl crear oportunidades para que los hijos puedan trabajar juntos, tanto para servir a la propia familia como familiares, amigos y personas necesitadas, se crea uno de los mejores medios de desarrollar lazos de amor, amistad, cooperación y altruismo. La familia que trabaja unida, permanece unida.