Investigación de paternidad: Entienda 10 diversas situaciones y sus detalles
  • Este artículo fue publicado originalmente en el sitio ADVFam y se ha vuelto a publicar aquí con permiso.

  • El derecho del hijo a buscar su paternidad biológica es imprescriptible, o sea, no existe plazo límite para entrar con la acción buscando el reconocimiento del derecho. Sin embargo, los efectos patrimoniales de ello están subordinados a un plazo previsto por la ley. Para reivindicar la herencia, son diez años después del fallecimiento del padre.

  • El proceso puede tardar, pero el interesado necesita entrar con la acción de paternidad y conjuntamente con la solicitud de herencia antes de ese plazo.

  • Algunos detalles importantes de este proceso

    1. Actualmente, existen innumerables laboratorios que realizan exámenes de ADN. Los abogados y los jueces poseen asociaciones con varios de ellos y pueden indicar los más serios. El método científico es perfectamente seguro. Los problemas que ocurren es en la recolección del material, cuando no hay cuidado con la correcta identificación de quien efectivamente está cediendo el material genético.

    2. Para investigar la paternidad, basta que haya un vínculo genético. Sin embargo, cuando se quiere anular un registro, se debe probar primero que la paternidad no existe en la esfera afectiva-emocional. Significa que aunque no sea padre biológico, después de que se crea la relación socio afectiva, no hay más como el padre intenta borrar el registro civil. Cuando en beneficio del hijo, para él investigar su origen genético, es permitido que él vaya detrás del padre mismo que ya tenga otro en su registro.

    3. La pensión alimenticia puede ser solicitada por el hijo junto con el proceso de investigación de paternidad, pero sólo se ha concedido el pago hasta los 24 años de edad, cuando estudiante universitario (con flexibilidad en situaciones especiales).

    4. Los efectos patrimoniales de la paternidad, para el hijo reivindicar bienes, sólo es posible después de que el padre está muerto. En cuanto vivo, existen acciones para anular negocios que él hizo en beneficio de otros hijos o para obtener la debida compensación en un momento posterior.

    5. Aunque el padre más en una ciudad diferente, tiene obligación de colaborar con la investigación judicial de la paternidad, so pena de presumir los hechos contra él. En algunos casos, la recolección del material genético se puede hacer en su ciudad. Cuando no se sabe el paradero de él, el juez posee diversas herramientas de investigación en órganos públicos que no están abiertas para las demás personas (tribunal electoral, policías, empresas de luz y telefonía, listas de protección al crédito).

    6. No se requieren indicios de la relación íntima entre la madre y el supuesto padre para que entonces se autorice el examen de ADN. En muchos casos, la madre es difunta y ha transcurrido mucho tiempo. La palabra de quien está pidiendo es valorada. Sin embargo, está sujeto a castigo si actúa de mala fe, como, por ejemplo, sólo querer publicidad y no tener elementos concretos para desconfiar.

    7. Son muy comunes acuerdos fuera de los tribunales para reconocer paternidad y ya resolver pensión o herencia. La paternidad puede ser reconocida por el padre hasta en su testamento, si no ha abierto el asunto cuando en vida por la dificultad en lidiar con la esposa y asumir que tuvo hijo con otra persona.

    8. Mientras dura el proceso de paternidad, si está en marcha el inventario de la herencia del padre, es posible congelar (indisponibilizar) la rebanada que puede llegar a ser del pretendiente. Esto obliga a menudo a los herederos a hacer un acuerdo o realizar el ADN más rápidamente.

    9. Si los herederos del difunto padre se niegan a hacer la prueba de ADN, también están sujetos que su conducta negativa sea interpretada negativamente y el juez haga presumir la paternidad (entendimiento previsto en la Súmula 301 del STJ). Sin embargo, en estas situaciones es recomendable traer al proceso lo máximo posible de otras pruebas, pues la presunción por la no asistencia al examen genético es una prueba posible de ser combatida con otras (testimonios, fotografías).

    10. La pericia por el método del ADN puede ser pagada por el poder público, pero casi siempre existe una cola de espera larga. Es recomendable considerar el valor de los laboratorios privados. Quien entra con el proceso debe pagar, pero quien pierde debe resarcir. Cuando hay pedido de pensión, el tiempo que se gana con una pericia ágil es compensado con la recepción anterior de la pensión alimenticia.

  • Lea también: Divorcio - Con quién queda la custodia de los hijos