Padres superprotectores: ¿cuándo es demasiado?
  • Proteger es una actitud que la mayoría de los padres tienen con sus hijos y cónyuge, pero cuando esto se vuelve exagerado, generando conflictos y un sentimiento de persecución y encarcelamiento?

  • El exceso de cuidados puede convertirse en una enfermedad que perjudica la convivencia e integración familiar, los padres tienen que saber dosificar y equilibrar los cuidados con los hijos, para que no se convierta en un síndrome obsesivo.

  • Existen 2 tipos más conocidos de sobreprotección: la simbiótica y la parasitaria, la primera es cuando la madre y el hijo no pueden separarse, la otra es cuando la madre tiene dependencia de estar pegada donde el hijo está, en la escuela, en las clases de deportes, en la universidad ... Se llega a un extremo en que la madre llega a seguir al hijo mismo sin él saber.

  • Entonces, ¿cómo podemos verificar si esta sobreprotección no está perjudicando a toda familia y cómo resolver este problema que ya se ha convertido en una obsesión? Vamos a abordar algunos puntos sobre este tema. ¿Vamos allá?

  • 1- Comportamiento

  • Algunos comportamientos deben ser evaluados con cuidadosa reflexión.

  • Miedo dominador de que los hijos se lesionen jugando.

  • Sus hijos van a querer y necesitan jugar. Algunas veces se lastimar, arañar la rodilla, lastimar el pie, pero es totalmente normal. Los niños y los jóvenes saltan, corren, se cuelgan en las cosas y es totalmente común u otra vez se machacan, pero también su recuperación es rápida, pues son jóvenes, bien nutridos y llenos de energía, entonces no es necesario que los padres actúen llenos de atención exagerada. Hay madres que sólo dejan a sus hijos jugar como en una burbuja, incluso dentro de casa, lejos de todo y cualquier objeto; determinar horas, lugares y espacios adecuados para que jueguen es saludable e importante, pero exagerar en algunas medidas es peligroso.

  • Miedo constante de que algo malo suceda con el hijo / a.

  • Hacer las responsabilidades de su hijo en su lugar, cómo hacer las tareas, cepillarse sus dientes (hablamos de eso cuando el niño ya tiene madurez suficiente para ejecutar esas acciones sola), cortar su filete, poner comida en su boca, dar baño, cambiar la ropa, atar los cordones, etc. Generalmente los padres los tratan como si fueran bebes que no tienen ni el habla ni coordinación motora desarrollada para desempeñar ese papel solos.

  • Padres que hablan de modo infantil con el hijo, haciendo ruidos extraños.

  • Padres que llenan a sus hijos de elogios con el fin de convencerlos de las cosas que ellos como padres quieren que ellos ejecuten.

  • Prohibición de paseos escolares, ya que no pueden estar presentes.

  • Toda actitud controladora en demasía que sofoca e impide el desarrollo y la independencia de los hijos, puede ser denominada obsesión.

  • Obsesión

  • , según el diccionario significa, persecución, manía, idea fija, impertinencia, alienación, trastorno, compulsión, embirración, doidice, extravagancia, inoportuno, entre tantos otros.

  • 2- ¿Cómo afecta a los hijos?

  • Generalmente cuando los hijos se crean sobre la base de las descripciones citadas, es común que se conviertan en personas inseguras, ineptos o quietas, individuos que tengan mucho miedo, que no puedan socializar bien, o se conviertan en personas rebeladas o agresivas, a la vez que obedecen reglas y valoran el tiempo en familia, cada persona puede tener reacciones muy diferentes. En vez de haber un acercamiento con la familia, puede desarrollar deseo de aislamiento familiar.

  • Todo esto puede ser evitado con una protección cuidadosa pero equilibrada; los hijos necesitarán aprender, caminar con sus propias piernas, trabajar, para que puedan afrontar los desafíos del mundo cuando los padres no estén más cerca.

  • 3- Sentimiento de culpa

  • Sentimiento abrumador de culpa por las fallas de los hijos. Es claro que no siempre van a acertar, no siempre van a sacar nota 10 en las materias, pero los padres tienen que entender que fallar forma parte del proceso de aprendizaje del niño, joven o adolescente, no hay necesidad de que los padres se autoafligen o se queden en uno el proceso llamado castigo mental, donde toda hora se critican a sí mismos, de esa forma no hay armonía, paz interior y ni estará ayudando a su hijo a superar las fallas.

  • 4- Síndrome del nido vacío

  • Es un síndrome conocido por hacer sufrir en exceso cuando el hijo / a está ausente. Este síndrome está marcado por sentimientos de inutilidad y vacío que se encargan de padres y madres que construyen sus vidas basados ​​en la dependencia maternal o paternal y se sienten perdidos ante la ausencia de ellos, como si no tuvieran más objetivos en la vida; esto sucede mucho cuando se casan o salen a viajar oa trabajar.

  • 5- Síntomas a ser cuidados

  • .

  • Mucha ansiedad.

  • Angustia.

  • Falta de sueño constante por miedo a que algo malo suceda.

  • Pensamientos negativos en todo instante de que no se ligaron es porque fueron atropellados, se desmayaron en la calle, se hirieron o se encontraban en el hospital.

  • Inseguridad.

  • 6- ¿Qué hacer?

  • Controlar en primer lugar.

  • Evitar estar ligando de una en una hora para saber dónde están, qué están haciendo y con quién están.

  • Hablar bastante sobre sus dificultades tanto con el cónyuge, como con los hijos, si ya tienen edad para comprender y ayudar.

  • Permitir que se ausente de su presencia para ir a paseos, campamentos, y desarrollar otras actividades como deportes que les ayuden en su desarrollo social.

  • Permiso para salir en la edad recomendada, preferentemente a partir de los 16 años que es cuando los jóvenes ya están más madurados para comprender reglas, derechos y deberes.

  • Los padres deben dar las herramientas para que los hijos desarrollen sus propias defensas y hagan elecciones.

  • Los padres deben demostrar que confían en sus hijos.

  • Orientar, no manipular.

  • Si hay mucha dificultad en resolver ese problema que se ha vuelto obsesión, lo más indicado es buscar ayuda de un profesional en el área de psicología que le orientará a cómo vencer esos desafíos interiores.

  • Lo esencial es cuidar con amor; la superprotección basada en la obsesión no hace bien. Hábitos simples, con ternura y comprensión de todos, fortalece a las familias, ayuda a superar las barreras y luchar por lo mejor, recordando que el primer paso es reconocer y el segundo, cambiar!

  • 7- Equilibrio

  • Tener equilibrio en la vida bajo cualquier aspecto es un bien a ser encontrado. Autotortura, ansiedades extremas, compulsiones, obsesiones, no es bueno ni saludable. Cualquier persona puede buscar más calidad de vida por medio simple, como:

  • Acondicionamiento de la mente.

  • Eliminando viejas manías que son perjudiciales

  • Haciendo ejercicios físicos o aeróbicos que ayudan a extravasar las tensiones y trae más sensación de bienestar.

  • Hablando con amigos sobre el problema.

  • Con pasos simples, pero determinados, es posible vencer miedos y dificultades y buscar ese equilibrio que hace la vida de todos mejor.