Ninguna tecnología en el mundo es mayor que la fuerza del verdadero amor
  • La madre necesitó ir al mercado y dejó al bebé con el padre por algunos momentos.

  • En el primer llanto del bebé, corrió a llamar a su esposa. Ella pensó que el bebé quería mamar, después le pidió a su padre que colocara un dibujo animado para distraer al bebé, después él la mostró por el teléfono para que ella pudiera tratar de distraer al bebé, hasta que notó algo que no había intentado antes.

  • Él agarró al bebé, sin ayuda alguna de tecnología alguna, y cómo realmente un padre debe hacer. El contacto físico, la mirada amorosa, el cariño de padre lo calmó. No el teléfono, ni el ruido, ni el diseño, ni nada virtual que la tecnología pudiera proveer.

  • Es la fuerza del amor superando todo y cualquier paliativo tecnológico.

  • Si sus hijos están haciendo maná, siendo rebeldes o cualquier otro problema, preste atención. Desconecte para conectarse a quien realmente importa.

  • VEA también el vídeo Desconecte para conectarse a otros.