Cómo vivir con una persona con TOC
  • De acuerdo con estudios de la UFRGS (Universidad Federal de Rio Grande do Sul), el trastorno obsesivo compulsivo o TOC, es un trastorno mental entre los llamados trastornos de ansiedad. Se manifiesta en forma de alteraciones del comportamiento (rituales o compulsiones, repeticiones, vacilaciones), de los pensamientos (obsesiones como dudas, preocupaciones excesivas) y de las emociones (miedo, incomodidad, aflicción, culpa, depresión). Su característica principal es la presencia de obsesiones: pensamientos, imágenes o impulsos que invaden la mente y que se acompañan de ansiedad o incomodidad, y de las compulsiones o rituales: comportamientos o actos mentales voluntarios y repetitivos, realizados para reducir la aflicción que acompaña a las obsesiones .

  • Las obsesiones más comunes involucra

    • Preocupación excesiva con suciedad, gérmenes o contaminación.

    • Dudas.

    • Preocupación con simetría, exactitud, orden, secuencia o alineación.

    • Pensamientos, imágenes o impulsos de herir, insultar o agredir a otras personas.

    • Pensamientos, escenas o impulsos indeseables e inapropiados, relacionados con el sexo.

    • Preocupación en almacenar, ahorrar, guardar cosas inútiles o ahorrar.

    • Preocupaciones con enfermedades o con el cuerpo.

    • Religión (pecado, culpa, escrupulosidad, sacrilegios o blasfemias).

    • Pensamientos supersticiosos: preocupación con números especiales, colores de ropa, fechas y horarios (pueden provocar desgracias).

    • Palabras, nombres, escenas o canciones intrusivas e indeseables.

  • La familia y el TOC

  • Muchas veces dentro de la familia el TOC es tratado como manías, lo que acaba generando discusiones y molestias en general, que desafortunadamente pueden llevar a separaciones o problemas más serios. Es importante que las familias sean conscientes de que este tipo de problema requiere atención especial y que hay tratamiento médico. De acuerdo con investigaciones, el TOC termina siendo una "enfermedad familiar" porque muchas veces, principalmente cuando el paciente es el padre de la familia, la familia pasa a adaptar sus rutinas, comportamientos e incluso finanzas para que las cosas queden en armonía.

  • Pero como el paciente afecta a la familia, la familia puede ayudar en el tratamiento del paciente o incluso hacer más intensas las compulsiones. Es comprobado que fuera del ambiente familiar las compulsiones tienden a disminuir, por ejemplo, cuando el paciente va a viajar, o pasa la noche en un hotel acaba dejando un poco de sus compulsiones. La familia comúnmente participa de los rituales del paciente comprándole más jabones, no sentándose en su cama, lavando las ropas "contaminadas", en las que el paciente no toca, y que sería innecesario lavar, entre otros incentivos. Muchos terapeutas suelen incluir a los familiares en el tratamiento del TOC.

  • Si usted desconfía de manías exageradas dentro de su familia, busque ayuda médica, enumere la siguiente información a ser llevada al médico:

  • Síntomas que perciben en el paciente.

    • Situaciones o horarios en los que se producen los síntomas.

    • Época de la vida (o edad del paciente) en que los síntomas comenzaron y cómo evolucionaron a lo largo del tiempo.

    • Presencia o no de estresores o eventos desencadenantes.

    • Tratamientos realizados y resultados obtenidos.

    • Existencia de otros familiares con síntomas obsesivo-compulsivos.

    • Por encima de todo, es necesario procurar siempre demostrar amor y comprensión, pues estos son algunos de los mejores remedios.