No es egoísmo ni vanidad, es cuestión de salud física y mental
  • Sin duda, el ejercicio es una parte importante en la vida de cualquier persona. No importa la edad, el sexo, la profesión ni la situación económica. Sin embargo, como mujeres, somos una fuente de alegría y vida para muchas personas que nos rodean. Me encanta ejercitar, es mi terapia, un lujo que no cuesta mucho, un privilegio y una gran oportunidad de encontrarme conmigo misma y hacer nuevas amistades. No es egoísmo, ni vanidad: es necesario. Es la única actividad en la que no estamos haciendo algo para otra persona, sólo para nosotros mismos.

  • Cuando estaba en Enseñanza Media, decidí ir a las clases de voleibol e ir a las pruebas para entrar en el equipo. En realidad, yo no era una jugadora muy buena, pero necesitaba un equipo grande y bueno. Al final, mi camisa era el número nueve. Si hubieran asistido a mi escuela, me ver en todos los juegos ... pero en el banco la mayor parte del tiempo. El entrenador era muy paciente, y cuando finalmente me daba una oportunidad, mi corazón latía fuerte, mis manos sudaban, mi cara se ruborizaba, en suma, se ponía nerviosa. Después de hacer buenas jugadas, hacía pases malas y de ahí volvía al banco. ¿Por qué continué? Porque los entrenamientos de mañana me daban la oportunidad de correr, hacer agachamientos, subir y bajar escalones del gimnasio, hacer ejercicios de estiramiento. Me sentía feliz. Ahora, entiendo que eran las endorfinas haciendo su trabajo, pero en ese momento, sentía una gran satisfacción por haber concluido algo. Así, incluso nunca habiendo sido la mejor jugadora de mi equipo, mi condición física estaba en un buen nivel.

  • Ahora, como esposa y madre, estoy en una situación en que el tiempo en el que puedo ejercitar es limitado, y por eso ese es mi tiempo y es sagrado.

  • Recuerde que no necesita ser un deporte extremo. Si tu vida ha sido sedentaria, te sugiero que empieces con el más fácil, que es caminar. Y antes de comenzar un programa más amplio, consulte a su médico y considere su condición física actual. Aquí hay cinco motivos para hacer ejercicios:

  • 1. Usted tendrá una mejor salud mental y emocional

  • si usted es madre joven con los bebés en casa, mis saludos: usted necesita más que nadie de una fuga, aunque sea por una hora. El cuidado de los niños pequeños requiere mucha energía y atención. Para nosotros que estamos llegando a los cuarenta, también tenemos nuestros desafíos, que están más relacionados con cuestiones emocionales.

  • 2. Usted tendrá más energía

  • ejercicio es rejuvenecedor, es extremadamente gratificante, y al contrario de lo que se piensa, no nos deja agotadas, pero nos da energía extra para tener un mejor desempeño en las actividades del día a día. Una madre de familia siempre tiene una lista interminable de actividades. Desde la madre que tiene hijos pequeños, la madre que tiene hijos en una etapa escolar, hasta las madres que son abuelos y ayudan a los hijos adultos cuidando de los nietos. El trabajo nunca termina. Siempre es necesario alimentar a alguien, tener ropa limpia, lavar vajilla, limpiar la casa, pagar cuentas, estar conscientes de las actividades escolares, deportes, consultas médicas, dentistas, etc. Si además tiene un trabajo a tiempo completo o de medio tiempo fuera de casa, es voluntario en su comunidad, su iglesia y / o en la escuela de sus hijos, entonces usted necesita más tiempo para recargar las baterías y continuar con sus actividades.

  • 3. Mejorará su salud física

  • el ejercicio aguza la mente, fortalece nuestro sistema cardiovascular, da mantenimiento a nuestros músculos, articulaciones. Ayuda a mantener nuestra densidad ósea, que es superimportante para las mujeres que están empezando a tener problemas de osteoporosis. Los beneficios físicos son muchos y ayudar a combatir también los efectos de la edad, y en algunos casos a controlar las situaciones hereditarias como la diabetes y las enfermedades del corazón. Tengo una vecina que corre tres veces por semana, y cada vez que sale para correr, ella corre un total de diez kilómetros, o sea, durante la semana ella corre 30 kilómetros. Está súper magra y obviamente en excelente condición. Ella me dijo que ella podría ser obesa de acuerdo con la herencia, pues sus hermanos y familiares son personas que tienden al sobrepeso y como ninguno de ellos cuida de su alimentación ni hace ejercicio, están obesos y tienen problemas de salud.

  • 4. Será un ejemplo para su familia

  • si usted está soltera, casada, con o sin hijos, divorciada o viuda, hacer ejercicio no sólo beneficiará a usted, pero también será una influencia positiva para los miembros de su familia. Puede incluir hijos, nietos y hasta el novio o marido en actividades sencillas como caminar, andar en bicicleta o ir a correr en el parque. Ahora, si lo que quieres es paz y serenidad para encontrarse consigo misma, bueno, entonces no los lleves siempre. Pero es, realmente, el ejemplo que habla más alto que las palabras, cuando se trata de ejercicio.

  • 5. Usted alcanzará y / o mantendrá un peso adecuado

  • mi pediatra mencionó a una de mis hijas que para llegar a un peso sano, tendría que modificar su dieta, pero también necesitaría hacer ejercicios por lo menos cinco veces por semana para disminuir su dieta peso y luego sólo tres veces por semana para mantener ese peso. Como adultas, ya no tenemos a nuestra madre para llevarnos a consultas, ni para hacernos comer, pero con planificación y organización, podemos tener acceso a una dieta adecuada ya una rutina de ejercicio.

  • Salga para un paseo en bicicleta, corra, practique yoga, participe en una clase de zumba. Marque en su calendario y en su agenda. Dale prioridad, no lo dejes en tu lista de "voy a ver si tengo tiempo para eso". Consiga ese tiempo ahora. Yo la invito a poner sus zapatos, y al menos salir para caminar.

  • Traducido y adaptado por Sarah Pierina del original No es egoísmo ni vanidad, es cuestión de salud física y mental, de Janint Young.