Invitar a otras personas a hacer el bien
  • Hay todo un abanico de maneras diferentes para lograr que la gente sea buena y haga el bien. Culpa, vergüenza, humillación, manipulación, coerción, miedo, crítica, depreciación. Aunque pueden ser eficaces, son emocionalmente perjudiciales y, a largo plazo, no producirán buenos resultados. Por lo menos, nos alejará de aquellos a quienes amamos. Estos medios tampoco enseñan principios correctos. Debemos querer que los demás hagan el bien porque es lo correcto, no por miedo o alguna otra emoción negativa. Es donde la buena, abierta y honesta comunicación funciona bien.

  • La mejor manera de llevar a otros a comportarse bien y hacer el bien es por invitación.

  • ¿Cómo lo hacemos?

  • Ser un ejemplo es un método eficaz. Se comportan de la manera que usted quisiera ver a la gente comportarse. Tú estás feliz. Ellas quieren ser felices. Eventualmente, ellas se darán a sí mismas la oportunidad e intentarán el comportamiento del bien. Funciona para ellas. Se hacen felices. Entonces adoptarán el cambio de manera permanente. Esto, sin embargo, es una solución que se verá a largo plazo.

  • A corto plazo, aquí algunas sugerencias para influenciarlas al cambio:

  • Declaraciones que comienzan con "Yo"

  • Déjelas saber cómo usted se siente sobre su mal comportamiento usando afirmaciones comenzadas con "Yo". Es un método directo de incluirlas. "Me siento triste cuando usted habla conmigo de esa manera." "No me siento bien con la realización de esta tarea. No me parece la mejor manera de lidiar con la situación." "Realmente me siento cansado de intentar hacerlo feliz."

  • Déles tiempo

  • Después de haber establecido cómo usted se siente usando las afirmaciones "Yo", déles tiempo para procesar lo que usted dijo. Deje claro que usted quiere volver a ese asunto en breve.

  • Haga sugerencias

  • Generalmente, hay más de una manera de hacer algo. Una vez que usted les haya dado un cierto tiempo y espacio, los envuelva en una charla y ofrezca algunas sugerencias sobre cómo resolver la situación. Pregúnteles si tienen alguna idea.

  • A continuación, invita

  • Ahora que ya ha tenido un diálogo eficaz libre de acusaciones duras y manipulación, expresó sus sentimientos y ofreció soluciones posibles, invítelos a intentar una de ellas.

  • Finalice con más declaraciones "Yo"

  • "Me sentiré mejor lidiando con las cosas de esta manera." "Voy a sentirme mucho más a gusto cuando no haya tanta gritería por aquí." "Me gusta la forma en que trabajamos con eso."

  • Reforzar el buen comportamiento

  • Usar elogios genuinos como recompensa por un buen comportamiento es importante para reforzar. Hacer las cosas de forma diferente puede ser difícil. Es bueno percibir esto y tener empatía y compasión. La gente que usted invitó, están tratando de algo que puede ser muy extraño para ellos. Dale feedbacks positivos muchas veces.

  • Si se trata de niños malcomportados, un jefe fuera de control, un intrometido incorregible o un cónyuge que necesita un poco de refinamiento en los modos, estas sugerencias deben probarse eficientes y útiles.

  • Al aplicar las sugerencias, recuerde:

    1. Hable con la persona en un ambiente privado y libre de distracciones.

    2. Mire a los ojos.

    3. Hable con una voz suave.

    4. Trabaje en un comportamiento a la vez, para no sobrecargar o causar inseguridad.

    5. Esta no es una solución con 100 por ciento de garantía, pero es un buen comienzo.

    6. Ore a cada paso del camino, invitando al espíritu para tocar los corazones de ambos, con paciencia y amor.

  • Vendo a largo plazo todas nuestras relaciones, vale la pena el esfuerzo de mejorarlos y mantener todas las partes felices. Invitar a otras personas a participar en la corriente del bien es una buena manera de conseguir algo positivo que permanecerá.

  • Traducido y adaptado por Stael Pedrosa Metzger del original Inviting other to del good, de Rebecca Rickman.