Infidelidad: Esta línea tenue que al cruzar no hay retorno
  • Ante la infidelidad se presentan conceptos como: "Ya no la amo más." "Usted no es romántico." "Usted me ignora." "Su vida es aburrida." "Él / a no se arregla como antes." "Usted es un pan duro." "La casa es un desastre." Por supuesto, podríamos seguir enumerando razones. Sin embargo, si observamos, queda claro que todas tienen dos cosas en común: Primero, justifican la infidelidad. Segundo, colocan la culpa en el otro.

  • El amor requiere un compromiso que debe ir más allá de un sentimiento que pueda desgastar o ser devaluado, y hay que reconocer que una persona no llega a la infidelidad si está dispuesta a seguir cuidadosamente un camino que es conocido por muchos: el diálogo , reinventar la relación si está cayendo en la monotonía, creciendo continuamente, de manera individual y en pareja.

  • Me sorprende ver cómo muchos infieles ni siquiera tienen un motivo o razón para ser: de repente en la oficina o en la calle, alguien les lanza una mirada, un parpadeo, da una sonrisa, es amigable y listo: aparentemente ya no es necesario tener un motivo, y hay quien esté dispuesto a perder la familia, el empleo y los amigos. Algunos se arrepienten después de las consecuencias, sí, pero el estrago ya está hecho.

  • Mucho se ha hablado sobre la infidelidad, sobre los motivos, cómo superarla, o incluso cómo descubrir una infidelidad en el matrimonio, pero, además, quiero contar en esa guía simple sobre cómo ser fiel. Porque es posible, recuerde que para amar será necesaria una voluntad de hierro y acero, porque la tentación forma parte del día a día, pero no debe ser mayor que los valores, la sanidad y el amor por su familia. Se trata de volverse racional y no dejarse llevar por el momento.

  • Las directrices:

  • Evite las tentaciones

  • Si la tecnología le intenta traicionar a su pareja, o de repente usted siente atracción por otra persona, evite, no propicia encuentros intencionados con esa persona, recuerde siempre que usted tiene un compromiso y una familia que le espera en casa.

  • Piense en las consecuencias

  • Este es un consejo sabio y práctico que todos conocemos, pero que rara vez se pone en práctica. Sin embargo, le será extremadamente útil si está pensando en dar un paso equivocado en su relación. Entonces, pregúntate a ti mismo qué sucederá cuando te sorprendas siendo infiel? No pienses que eso nunca sucederá, no hay nadie que nunca sea atrapado, entonces no subestimes la nobleza de tu cónyuge, muchos, por más que intentan, no logra perdonar una traición. Entonces, pregúntese si usted está dispuesto a perder la confianza y el amor de su cónyuge, piense en el dolor que causaría a sus hijos y la imagen que tendrán de usted. Usted está dispuesto a arriesgar lo que ustedes construyeron con amor, esfuerzo y dedicación?

  • Tenga discernimiento

  • Es muy común que, principalmente entre los hombres, ellos se "desafíen". Y hay muchos que, en vez de poner su masculinidad en riesgo a la vista de los demás, prefieren ceder a las presiones sociales. Tenga discernimiento y aprenda a decir no, no tenga miedo de ser desaprobado por sus amigos: piense que, en el fondo, un verdadero amigo no proponer algo que pudiera perjudicar a usted oa su familia, entonces también analice lo siguiente: usted está rodeado de personas que se identifican con sus valores propios y familiares?

  • Sea comprensivo

  • Póngase en el lugar de su cónyuge y pregúntese: ¿Cómo se sentiría si descubriera que está siendo traicionado?

  • Descubra si tiene algo mal en su relación

  • Pregunte: ¿Qué realmente me atrae en esa persona? Es probable que esa atracción revele algo que está fallando en su matrimonio o relación.

  • Vence la curiosidad

  • Para aquellos cuya motivación es el deseo de experimentar nuevas sensaciones, recuerde: nada es tan efímero como una aventura. Si usted realmente necesita nuevas sensaciones y novedad en su vida emocional, converse con su pareja / a. Juntos ustedes pueden satisfacer sus necesidades.

  • Evite el desgaste

  • Ser infiel involucra gran sufrimiento emocional y esa experiencia siempre quita la tranquilidad de su vida. La infidelidad abre lagunas imposibles de cerrar: a pesar del perdón y de las nuevas oportunidades, y de la posibilidad de curar una confianza que se rompió, nada más será el mismo. Una vez que la confianza ha sido sacudida, una vez que usted ha faltado, con o sin motivo, con el compromiso adquirido en una relación, es casi imposible de recuperarse. Entonces piense dos veces la próxima vez que usted siente que las cosas no van bien y usted piensa que la solución a esta situación es comenzar una aventura.

  • Traducido y adaptado por Sarah Pierina del original La infidelidad, esa delgada línea que al cruzar no tiene retorno, de Diana Patricia Cantor Martínez.