Fui despedido. ¿Y ahora qué hago?
  • La economía mundial trae más incertidumbre para nuestros días. Nosotros y muchas otras personas que conocemos ya pasamos por más de un empleo, ya sea en busca de condiciones mejores, o debido a las crisis que asolan el país y consecuentemente empresas que trabajamos. Perder el empleo puede suceder con cualquiera, joven o más viejo, soltero o casado, y puede ser una experiencia terrible para muchos.

  • La palabra crisis en chino significa oportunidad. La mayoría de nosotros no puede esperar hasta encontrar el empleo de los sueños, la necesidad de proveer a nuestra familia, o cuentas a pagar que no esperan. Pero, situaciones como ésta pueden ayudarnos a cambiar en el presente algo que no pudimos en el pasado. Planear, estudiar, tener esperanza de que el prójimo puede ser mejor, existe. Y allí vamos a las agencias de empleo, filas para llenar vacante en empresas, mejorar nuestra red de contactos. Es hora de creer en nosotros mismos, sobrepasar las dificultades, arremangar las mangas, sacudir el polvo y salir en busca de trabajo nuevamente. ¿Entonces qué hacer?

  • 1. Plan de Acción

  • Organice su rutina montando un plan de acción para volver a colocar en el mercado de trabajo. Busca empresas que poseen oportunidades compatibles con tu perfil. Esto requiere disciplina y actitud, como establecer un horario con plazos y metas. De esta forma usted se mostrará un profesional altamente organizado y no se acomodará.

  • 2. Planifique sus gastos

  • Usted no sabe por cuánto tiempo quedará en esa condición, entonces lo mejor es prepararse. Cortar gastos innecesarios para conseguir estirar sus recursos. El seguro de desempleo tiene límite, y no debe acomodarse. En el caso de que se produzca un nuevo empleo, es válido para driblar la crisis. 3. Apariencia y salud

  • No descuida su aspecto, permanezca sano físicamente y mentalmente. No se entregue a la pereza, ni a las bebidas alcohólicas. Practique ejercicios y cuide sus relaciones personales. El estrés y los excesos pueden entorpecer su desempeño en el proceso, o incluso minar las posibilidades de entrevistas así como la preparación inmediata, si usted es el candidato ideal para una determinada vacante. Demuestre energía, optimismo y enfoque en los resultados.

  • 4. Actualice su currículo y su área

  • Revise, resuma, introduzca objetividad, brevedad y claridad. Envíe a todas las personas que puedan tener interés en su perfil profesional. No se olvide de las empresas de reclutamiento y selección como Catho, por ejemplo, que pueden intermediar buenas oportunidades. Registre su currículum en los principales sitios de empleo y empresas en Internet. Envíe currículos personalizados para cada vacante.

  • Busque actualización también sobre su área, sea en libros recientes, revistas y periódicos, conferencias, cursos.

    • Para preparar un currículum, puede utilizar programas de texto, o incluso existen sitios web comoCrie su currículum o Currículo Monster que ayudan en esta tarea.

    • Usted necesita definitivamente un perfil en la red de contactos profesionales LinkedIn. Conéctate con empleadores y compañeros de trabajo, familia y amigos, y colecciona referencias e indicaciones. Mantenga este perfil siempre actualizado.

    • Hoy en día, la mayoría de las empresas tienen un sitio web donde usted puede hacer la aplicación para un trabajo en línea. También puedes ver si se le pide que envíe un correo electrónico con su hoja de vida o incluso un enlace a su perfil de LinkedIn.

    • 5. Red de contactos

  • Cultiva tus contactos mediante la creación de una red de colaboración. Muestre, permanezca en exposición. Pida información acerca de algunas empresas y su política de contratación, ya que algunas hacen más efecto ir y entregar su currículum personalmente. Distribuya adecuadamente la información sobre su persona. Pregunte sobre los contactos en los departamentos de recursos humanos.

  • 6. Entrevistas

  • Prepárese. Algunos consejos:

  • Estudie su currículum, ya que el contenido colocado allí le será útil.

    • Prepárese para cuestiones difíciles como tener que responder sobre sus puntos fuertes y débiles, por qué salió del empleo anterior, o por qué cree que es el mejor candidato para la vacante en cuestión.

    • Investigue sobre la empresa antes de la entrevista: su cultura organizacional, cómo se comunica con el mercado, lo que ofrece, detalles de la vacante.

    • Coja información importante para el proceso de selección.

    • Sea honesto por encima de todo. La mejor forma de pasar en pruebas psicológicas de reclutamiento es ser el más honesto y claro que pueda, si no entrará en contradicción, y si se contrata, sus aptitudes y experiencia serán probadas.

    • 7. Sea flexible

  • El dicho vale en esta situación, más vale un ave en la mano que dos volando. Hay necesidad de ser flexible a la hora de la negociación. En caso de que la empresa ofrezca una remuneración por debajo de la intención, evalúe cuánto tiempo puede ofrecer crecimiento a través de promociones. Esto también vale a la hora de aceptar trabajos temporales o medio período, o aún con no todos los beneficios tan soñados. Tener algo donde podamos adquirir más conocimiento y experiencia, aunque no sea el área deseada por el momento, todavía es mejor que quedarse desempleado.