Cómo contar a su hijo que se adopta.
  • Los padres de un niño adoptado se preguntan si deben decirle al niño que él o ella es adoptado (a). Los psiquiatras de niños y adolescentes recomiendan que sean los padres los que informen al niño acerca de la adopción. Por muy difícil que haya sido los primeros momentos de la vida de un niño, la verdad sigue siendo el mejor camino, esto es un hecho.

  • ¿Quién debe contar?

  • Los niños deben enterarse sobre su adopción de la boca de sus padres adoptivos. Esto ayuda que el mensaje de la adopción sea positivo y permite que el niño confíe en sus padres. Si el niño descubre sobre la adopción, intencional o accidentalmente, de la boca de otra persona que no sea la de sus padres, puede ver la adopción con mala o vergonzosa, ya que se mantuvo en secreto. En primer lugar, es importante resaltar que cada niño es diferente de la otra, así como cada familia. De esta forma, no hay como obtener una respuesta estándar para esta pregunta. Pero hay varios consejos que pueden ayudar a encontrar la mejor manera de contar a su hijo que es adoptivo.

  • ¿Cuándo contar?

  • Es importante que los propios padres puedan sentir el momento ideal. Una gran sugerencia para ello es intentar introducir el tema a partir de preguntas formuladas por el propio niño. Entonces, en el momento en que el niño comenzara a formular preguntas del tipo: "

  • Mamá, papá, como yo nací, o"Mamá, yo vine de su vientre? ",será la hora correctaEs importante aprovechar todos los momentos para tratar el asunto con naturalidad, eso es un gran recurso para que la verdad sea dicha y no haya choque o incomodidad cuando se habla del asunto.Así como cada gestación y parto tiene su historia y peculiaridades para contar a los hijos, la adopción debe ser tratada también así, naturalmente y de forma positiva, siempre que surja oportunidad.

  • Contando con paciencia y amor

  • El niño aprende de una forma diferente del adulto, incluso porque su potencial cognitivo aún no ha sido totalmente desarrollado. Por lo tanto, trate de hablar con su hijo de la manera más cercana a su comprensión, mostrándole claramente cuánto usted deseó y esperó su venida al mundo. Después de todo, la adopción es un gran acto de amor.

  • La edad ideal no está clasificada por los especialistas, pues cada momento en la vida del niño es un momento diferente, lo que se debe entonces es aprovechar las oportunidades en cada una de sus fases y enfatizar siempre el lado positivo. Incluso un bebecito ya recibe informaciones que los padres pasan en los primeros meses de su vida.

  • Posibles reacciones del hijo adoptado ante la verdad

  • Los niños reaccionan de manera diferente al enterarse de que son adoptados. Sus emociones y reacciones dependen de su edad y de su nivel de madurez.

  • El niño puede negarse a aceptar que fue adoptada y puede crear fantasías sobre la adopción. A menudo, los niños adoptados se aferra a la creencia de que los dieron porque eran malos o pueden creer que fueron secuestrados. Si los padres hablan con franqueza sobre la adopción y la presentan de manera positiva, es menos probable que se desarrollen esas preocupaciones.

  • Todos los adolescentes pasan por una fase de lucha por su identidad, preguntándose a sí mismos como ellos "encajan" con su familia, con sus compañeros y con el resto del mundo. Es razonable que el adolescente adoptado tenga un interés sobre sus padres naturales durante esta etapa. Esta curiosidad expresada es común y no quiere decir que él o ella está rechazando a los padres adoptivos. Algunos adolescentes pueden desear conocer la identidad de sus padres naturales. Los padres adoptivos pueden responderles que es correcto y natural tener ese deseo. A los adolescentes que cuestionan al respecto, se debe dar, con tacto y mediante una conversación, apoyo sobre la información sobre su familia natural.

  • Problemas emocionales

  • El niño adopto puede desarrollar problemas emocionales y de comportamiento. Estos problemas pueden ser resultado, o no, de las inseguridades y asuntos relacionados con el "haber sido adoptado". Si los padres tienen inquietudes, deben buscar ayuda profesional. Un psiquiatra de niños y adolescentes puede ayudar al niño ya los padres adoptivos.