Cómo superar los celos
  • En medidas razonables, los celos pueden no causar problemas. Muchas personas incluso creen que quien ama siente celos. Pero lo que pasa es que el sentimiento de celo y cuidado está lejos de ser considerado celos, pues éste es el resultado de la posesión que un individuo tiene por el otro. La posesión es una ilusión y por eso causa dolores y destruye relaciones. Ella entorpece la relación entre dos personas, pues impide que el respeto y la confianza formen parte de la convivencia. Por todo ello es de gran importancia evitar los celos. Él es destructor, enferma la emoción de los involucrados y en algunos casos puede incluso llevar a la tragedia. Y como decía Osho, "el hombre celoso vive en un infierno".

  • Cuando el amor es estimulado, el respeto y la confianza pasan a formar parte de la vida de la pareja. Evitar los celos es papel de todos, pues él siempre surge en los momentos más diversos y basta un estímulo para que él tome espacio y gane fuerza. Es posible evitar que esto suceda, pero tiene que existir fuerza de voluntad y una conciencia apurada. ¿Qué tal dejar de defender qué celos es bueno y sacarlo de sus relaciones? El cuidado lo hace bien, los celos traen infelicidad. Mira cómo cerrar las puertas a los celos y no caer en sus trampas.

  • Nadie es de nadie

  • Es de gran importancia entender esto. Los individuos se relacionan para compartir experiencias y juntos aprender a desarrollar las virtudes y vivir el amor. Al relacionarse, nadie pasa a ser de nadie. El otro es una persona única y merece ser respetada en su espacio y en sus elecciones. Cuando alguien cree que tiene la posesión de otra persona, ella pasa a encadenarla en sentimientos malos. La complicidad desaparece y la armonía también. Ver el otro como socio y no como propiedad. Teniendo esa conciencia será más fácil combatir que los celos envuelvan la relación y consiga destruirlo.

  • Confíe

  • Si usted eligió a alguien para amar y convivir, comience confiando en él. Cuando hay confianza, los celos no tienen donde instalarse.

  • Mantenga el diálogo

  • Siempre que haya alguna duda, hable. Donde existe el diálogo, existe confianza. Él también deshace cualquier malentendido y aumenta la complicidad.

  • No oír los chismes

  • Fofoca es un comportamiento que perjudica todo tipo de relación. Ellas potencian las ilusiones provocadas por los celos. Huye de ellas y busque ante todo el diálogo.

  • Los consejos presentados son de gran ayuda para quienes desean "prevenir" este mal. Pero también ayuda a quien ya sufre con sus consecuencias. Según la psicóloga Marina Vasconcelos, "es necesario reaprender a relacionarse sin el control y liberarse de la angustia de la duda para experimentar el placer de una relación sana, donde ambos puedan compartir momentos de tranquilidad, sin tener que renunciar a su propia vida individualidad al mismo tiempo. "Después de todo, todo lo que se espera de una relación es paz y armonía.