Cómo ser una persona más amiga
  • Aunque es raro encontrar amistades verdaderas, ese es un sentimiento que debe ser incentivado en todos nosotros. Ser una persona amiga es una actitud universal, después de todo, qué mérito tendremos si somos amigos sólo con nuestros amigos? En el inicio del texto vimos cuán importante es una amistad verdadera, pero aquí resaltamos que el sentimiento de amistad debe ser estimulado diariamente y con todas las personas de nuestra convivencia. Ser una persona amiga nos hace más amables, serviciales y más felices.Dé el primer pasoNo espere la actitud del otro. ¡Hazlo tu mismo! Todo lo que donamos al mundo recibimos del mismo a cambio. Sea una persona amiga sin esperar recompensas. Hazlo porque entiende que el amor es un sentimiento que renueva, que salva y que hace que la vida sea mejor. Ser cordial, compañero, servicial y doy amistad a quien lo necesite.

  • Haga a los demás lo que desea para sí mismo

  • Si quiere ser amado, ame. Si quieres amigos, sea amigo. Nada más justo y correcto. Trate a los demás con cariño, con paciencia y esté siempre dispuesto a ayudar. Hazlo sin intereses, pero consciente de que la justicia de Dios nunca falla y cuanto más damos, más recibimos de la vida. Enseñe a sus hijos y amigos ese precepto y continúe amando a través de la amistad.

  • Escucha

  • Algunas personas sólo necesitan ser escuchadas. Ser amigo también es oír con paciencia y hablar cuando sea necesario. Se pone a disposición de las personas cuando ellas necesiten desahogarse y conversar sobre algo que les lastima. Dale tu hombro amigo para quien lo necesite, no haga distinción de personas. Recuerde que la amistad es un sentimiento que nace cuando nos predisponemos a amar al otro sin condiciones. Cuando ponemos la caridad y la buena convivencia por encima de los intereses personales. Cuando decidimos amar sin reservas.

  • Ser una persona amiga no es algo difícil, sino que exige la decisión de abandonar el egoísmo y el orgullo y abrir las puertas del amor. Intente reflexionar sobre esas palabras y verás que la construcción de la felicidad también depende de eso, después de todo, nadie es feliz sin amigos cerca.