Como el buen humor puede ayudar a superar una enfermedad
  • Un diagnóstico positivo para una determinada enfermedad es siempre difícil de enfrentar.

  • Cuando recibí la noticia de que mi hijo estaba enfermo, puedo decir que el suelo desapareció, era como si estuviera cayendo en un precipicio. Sentí un dolor inmenso en mi corazón. La verdad es que yo encare como una sentencia de muerte, pues él corría sí riesgo de muerte.

  • Creo que todas las personas pasan por eso al recibir un diagnóstico desfavorable. Sin embargo, conseguí superar eso con buen humor.

  • Pare un poco

  • Es bueno parar para pensar en lo que está sucediendo. Busque un lugar tranquilo, piense en lo que sucedió y lo que está pasando, equilibre sus pensamientos y su mente. Si siente ganas de llorar, llora y deje el dolor correr, pero con un sentimiento de que serán las últimas lágrimas.

  • Enfrente la situación

  • Por difícil que sea una enfermedad, incluso las fatales, tiene un tratamiento. Me parece importante apegarse a una esperanza, saber que se puede luchar y que aunque pierda la lucha, no será por no haber intentado, por no haber luchado. Muchos diagnósticos se pueden revertir con un tratamiento correcto.

  • Mi hijo necesitaba tomar un remedio todos los días por un buen período de tiempo. No era fácil, pero en vez de quedar acabada y encarar como un martirio, hice exactamente lo contrario, hacía de aquel momento un período de broma, para que él también encarara de la misma manera y viera como necesario, y no algo tan malo. Hacía cosas divertidas para él. Uno de los remedios era bien rojo y grueso y cuando él tomaba su boca se ponía roja. Le decía a él que parecía un vampirito, y él veía eso y hacía todos reír.

  • Comience el día con una oración

  • Busque apegarse a su Dios de forma más personal. Comience su día con una oración. Esto le ayudará a encarar todas las cosas. Pida a su Dios que le ayude a tener buen ánimo para soportar todo. Jesús también nos pide que tengamos buen ánimo en Juan 16:33: "Os he dicho esto, para que en mí tengáis paz; en el mundo tendréis aflicciones, pero tened buen ánimo, he vencido al mundo. "

  • Pasee

  • Para dar una buena risa es bueno salir con la familia para ir a los eventos de comedia. Puede ser un teatro o ver una película. Lo importante es estar juntos en familia y disfrutar de momentos alegres y divertidos.

  • Ocupe su tiempo

  • Es muy importante ser feliz y nada traerá más buen ánimo que la felicidad. Para ser feliz hay que tener buen ánimo, pues felicidad y buen ánimo andan juntos. Haz cosas que sean legales y ocupe tu tiempo con cosas que te guste, como gimnasio, caminata o cualquier otra actividad física, todo dentro del recomendado por el médico.

  • Haga algo que le guste, como pintar, dibujar, cualquier cosa que desee.

  • Piense positivo

  • Para atraer el buen humor es necesario tener pensamientos positivos. Piense en cómo algo podría ser muy bueno, piense en cómo las cosas pueden ser buenas o simplemente piense en los momentos alegres y felices.

  • Hoy mi hijo está curado y estoy seguro de que lo que no me dejó caer fue el buen humor, el buen ánimo y la fe que todo terminaría bien. En fin, incluso las enfermedades más difíciles de ver, creo que todo tratamiento debe ser seguido a la ligera, pero nunca se olvida de este remedio que se debe tomar en cada momento, una porción de buen ánimo, y ver resultados impresionantes.