Cómo la fe puede liberarse de vicios
  • Tener fe significa creer en algo o en alguien, tener confianza que algo sea cierto. Tener fe en Cristo implica creer en sus enseñanzas, ser seguidor de sus ejemplos y acciones.

  • Todos los ejemplos que Cristo nos dejó están en las sagradas escrituras. A través de su lectura y estudios podemos enderezar nuestras vidas y conducta para pasar a actuar de acuerdo con nuestras creencias. Los vicios siguen el camino contrario de las enseñanzas cristianas. Las sagradas escrituras justamente nos enseñan que debemos liberarnos de vicios. Cuando nos disponemos a seguir las enseñanzas que Cristo nos dejó necesitamos dejar atrás todo aquello que no concuerda con el evangelio.

  • Hay variados tipos de vicios, de los más simples a los más difíciles y hay algunos de ellos que, además de fe, necesitan mucha fuerza de voluntad y también de tratamiento médico especializado. Vicio de humo, alcohol, juego, sexo, drogas y tantos otros son terriblemente perjudiciales para el ser humano tanto físico y psicológicamente hablando.

  • Creer de todo corazón

  • Tener fe significa creer de todo corazón, y partiendo de este principio no es posible creer en las enseñanzas cristianas y mantener vicios, independientemente de cuáles sean, ya que son contrarios a las enseñanzas.

  • Actuar de acuerdo con las enseñanzas

  • Si usted pasa a estudiar las Escrituras, participar en reuniones en la Iglesia y dedicarse a lo que aprende, esto servirá de gran apoyo y ayuda a acabar con los vicios que usted carga. Su voluntad de practicar lo que aprende se vuelve, poco a poco, mayor que su impulso por los vicios.

  • Aumento de la fe, disminución de los vicios

  • La fe puede ser conquistada paso a paso. Primero usted aprende sobre Cristo, sobre su vida y enseñanzas y poco a poco siente que algo dentro de usted se enciende, su fe comienza a crecer a partir de entonces. Su empeño en los estudios y en la práctica de lo que aprende la fortalece cada día, en la misma medida que su fe crece su deseo de practicar algo contrario a ella disminuye, pasa a ser algo que usted tiene el deseo de eliminar de su vida para dar espacio al nuevo ser que se está convirtiendo.

  • Se dé la oportunidad de aumentar su fe estudiando las enseñanzas de Cristo todos los días. Creando el buen hábito de leer las escrituras y aplicar todo lo que aprende en su día a día. A poco sus vicios formarán parte de su pasado.