Conociendo mejor la diabetes de su hijo (tipo 1)
  • Aunque muchos diabéticos lleven vidas normales, esta no es una enfermedad que puede pasar inadvertida o no ser tratada. En niños, la diabetes es la quinta causa de muerte; una de cada tres niños nacidos hoy tendrá diabetes en alguna época de su vida, de acuerdo con la Children's Diabetes Foundation.

  • Cada año más de 13 mil niños son diagnosticados con diabetes tipo 1. Es una de las enfermedades más comunes en los niños en edad escolar, siendo más frecuente la del tipo 1. Este tipo requiere que el niño haga uso de insulina, generalmente, a través de inyección o bomba.

  • Reconocer los síntomas de tipo 1 es muy importante. Los síntomas incluyen:

    • Aumento de la sed.

    • Aumento de la micción.

    • Fatiga extrema.

    • Visión borrosa.

    • Pérdida de peso, a pesar del hambre extrema.

    • Irritabilidad.

    • Debilidad.

    • Náuseas.

    • Vómito.

  • La diabetes tipo 2 ocurre cuando el cuerpo no está produciendo suficiente insulina o no está utilizando correctamente la insulina producida por el cuerpo. Generalmente, este tipo se trata con medicamentos orales y una dieta rigurosa. Los síntomas del tipo 2 son los mismos del Tipo 1. Sin embargo, no siempre son tan graves como los del tipo 1 y puede a menudo pasar desapercibidos durante años. Generalmente, la diabetes tipo 2 acomete más los adultos y el tipo 1 a los niños y adolescentes.

  • Diagnóstico correcto y control riguroso de la diabetes son extremadamente importantes porque esta enfermedad puede causar varias complicaciones de salud.

    • Puede afectar la visión y es la principal causa de ceguera en las personas de entre 20 y 74 años de edad.

    • Puede causar daños en los riñones.

    • Puede causar daños y endurecimiento de las arterias.

    • Puede causar daños en los nervios de las extremidades (pies, manos) según datos del portal Diabetes Brasil. Una de las complicaciones de la diabetes descompensada es la cetoacidosis, una condición en la que hay un aumento de la acidez en la sangre y la orina debido al exceso de glucosa circulante, ya que la insulina es insuficiente para hacer que la glucosa entre en la célula. Es un estado grave que puede conducir al coma ya la muerte.

    • Un control adecuado de la ingestión de glucosa minimiza los daños que la diabetes puede causar en el organismo. El control del tipo 1 incluye insulina, ejercicio físico, dieta y exámenes de sangre. El ejercicio es muy importante para el control. Ayuda a mantener un peso saludable, disminuye el riesgo de problemas cardíacos y puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre. El ejercicio debe ser moderado, pues el ejercicio vigoroso y prolongado puede causar hipoglucemia. Por eso, converse con el médico de su hijo sobre el ejercicio adecuado para él.

  • Además del ejercicio, la dieta de su niño tendrá que ser monitoreada. Los niños deben beber bastante agua, principalmente, cuando están involucrados en actividad física. Las comidas y bocadillos deben ser consumidos alrededor del mismo horario todos los días y deben ser los mismos tipos de alimentos - bajo contenido de carbohidratos y sin adición de azúcar. Prefiera alimentos saludables como frutas, verduras y verduras. Dar atención a estos cuidados ayuda a mantener el nivel de azúcar en la sangre.

  • Usted no está solo en el diagnóstico y tratamiento de la diabetes de su hijo. Cuente con el médico para ayudar. Él prescribirá la dosis de insulina correcta de acuerdo con el peso y la edad, una dieta adecuada para seguir, además de ayudar a decidir qué ejercicios son mejores para su hijo. Los padres deben recordar que, incluso con control, dieta y ejercicios, pueden llevar varios meses para lograr buenos resultados.

  • Para saber más: Portal Diabetes Brasil

  • Traducido y adaptado por Stael Metzger del original Get to know your Child's Type 1 diabetes, de Michelle Schultz.