Cambiando de vida: Cómo cultivar un corazón quebrantado y un espíritu contrito
  • Hay un número muy grande de cristianos en el mundo. Brasil es un país llamado cristiano, tiene personas ansiosas para aprender más y más sobre las enseñanzas de Cristo. Estas personas buscan en las enseñanzas de Jesucristo, principios que les ayudan a tener paz y esperanza y así vivir en armonía con el Maestro aquí en la Tierra. Ellas desean al mismo tiempo ser aceptadas por el Salvador Jesucristo teniendo así una conexión mayor con el cielo, o muchas de ellas ni saben que por medios de las enseñanzas de Cristo el éxito en el hogar de ellas puede ser alcanzado. En las enseñanzas de Cristo existen consejos que, según el Maestro, si seguidos, traerá a cada persona fuerzas para vencer los desafíos que la vida proporciona a cada uno de nosotros. Uno de los consejos que Él nos da es que debemos cultivar un corazón quebrantado y un espíritu contrito, y así, por medio de ello, alcanzar su plena aceptación en nuestra vida.

  • ¿Pero qué es un corazón quebrantado y un espíritu contrito? ¿Cuáles son las promesas que Cristo le proporciona al esforzarse para cultivar y desarrollar un corazón quebrantado y un espíritu contrito? En primer lugar, necesitamos entender y definir lo que es ser quebrantado y contrito de espíritu. Según el minerral Larousse, quebrantado significa un corazón debilitado, vencido, doblado, domado, tranquilo. Y un corazón contrito, según el mismo diccionario, es un corazón que está en contrición, afligido, es el acto de voluntad en que el cristiano se arrepiente del pecado motivado por el amor de Dios.

  • Si estás dispuesto a sentirse más cerca del Salvador y de las enseñanzas de Él y ser aceptado por Él, una manera, y no hay otra, es cultivar tu corazón quebrantado y tu espíritu contrito. En este artículo citaremos maneras de ayudarle a saber si está quebrantado y contristado.

  • 1. Necesitamos observar nuestro corazón y ver si es honesto. Es necesario reflexionar minuciosamente en nuestra mente buscando en nuestros actos diarios la confirmación de cómo está nuestro corazón. Si él está abierto, blando, deseoso de cambios a punto de ser enseñados por el Espíritu Santo. 2. Debemos contradecir nuestro espíritu. ¿Como asi? Actuando! En la conferencia Sud de abril de 2013, el religioso y cristiano, Erich W. Kopischke, en su discurso titulado: Ser aceptados por el Señor, explicó lo siguiente: "Un espíritu contrito se manifiesta en nuestra disposición y nuestra determinación de actuar. Estamos dispuestos a humillarnos ante Dios, dispuestos a arrepentirse, dispuestos a aprender y dispuestos a cambiar. Estamos dispuestos a orar, diciendo: 'No se haga mi voluntad, sino la tuya.'

  • 3. Debemos arrepentirnos de nosotros que no esté en armonía con los consejos del Maestro Jesucristo. El arrepentimiento sincero es no volver a cometer los mismos actos, abandonar los errores y seguir, aunque para eso exija de usted sacrificio. "(...) aunque tuyos los pecados sean como la escarlata, ellos se volverán blancos como la nieve; "porque cuando nos arrepentimos de herir a los demás, de falta de honestidad con nosotros, con los demás y con el Señor, estamos demostrando un acto de" la fe y la confianza en el Maestro.

  • 4. Seguir firme en la decisión de mantener su corazón dispuesto a obedecer. Cristo siempre nos invita a hacer cosas que están a nuestro alcance de alcanzar, y Él nunca se desvía de ayudarnos, principalmente cuando seguimos los consejos De él, contritos y quebrantos de espíritu, él siempre cree en nosotros, por lo tanto, sepa que usted es capaz de seguir y ser bendecido.

  • 5. Por fin, recibir las bendiciones. Cuando usted hace todo lo que está a su alcance para mantener un corazón que romper y un espíritu contrito, el Salvador hará la parte de él, primero usted sentirá la paz y la presencia del Espíritu Santo en su vida, después usted sabrá firmemente que es aceptado por el Señor y por los que te rodean y ven tus actos de amor.Recuerde que no siempre necesitamos hacer cambios radicales para ser aceptados por el Maestro. Si tomamos la decisión de ser como Él cada día en nuestros pequeños actos, seguramente seremos aceptados por Él e invitados a sentir su amor.

  • No tenga dudas que usted recibirá cada día muchas oportunidades de actuar con un corazón quebrantado y con el espíritu contrito, sólo acepte la invitación del Maestro y sienta el cambio en su vida!