¿Eres muy nerviosa? 3 acciones urgentes para salvar su boda
  • Cuando dos personas se conocen y empiezan a relacionarse amorosamente, la esperanza es que todo sea hermoso, romántico y tranquilo para que vivan felices para siempre. Pero con el paso del tiempo cada uno comienza a mostrar su personalidad, y es en este momento que la pareja necesita tener buen sentido y sabiduría para saber lidiar con las diferencias que ciertamente aparecerán.

  • Entre las diversas razones de peleas en el matrimonio, generalmente, se destacan como las principales causas los celos, la desconfianza, el comportamiento posesivo, el desacuerdo en las ideas, entre tantas otras. Sin embargo, cuando estas diferencias parten de personas con algún tipo de disturbio nervioso el caso se vuelve más serio y puede culminar en el rompimiento de la relación o incluso en tragedia.

  • ¿Por qué las personas se ponen nerviosas?

  • El nerviosismo es una reacción emocional que altera de forma leve, moderada o severa la personalidad de una persona. Y las razones que hacen que estas emociones se manifiesten no siempre son justificadas para quien está de fuera, o recibiendo la reacción.

  • 10 consejos para aprender a controlar su temperamento
  • El responsable de esa reacción del cuerpo con el medio externo es el sistema nervioso, pues es el centro emocional de nuestro organismo. El cerebro interpreta y responde a estímulos, y controla acciones desde la tensión de los músculos a la respiración y latidos cardíacos, interfiere en la capacidad de realizar ciertas tareas y, principalmente, en las relaciones. Si hay un desajuste en el equilibrio químico mental, las reacciones pueden huir de lo normal.

  • La persona puede traer un temperamento explosivo según la creación que recibió o incluso como reacción a los reveses de la vida, además de presentar disturbios fisiológicos, neurológicos o psicológicos.

  • Soluciones urgentes

  • Si su matrimonio está sufriendo con reacciones extremas de nerviosismo por parte de uno de los cónyuges, o si están percibiendo que la relación tiene la tendencia a serios conflictos, es hora de parar y reflexionar. Y, sobre todo, de tomar una actitud para salvar su matrimonio, aunque tenga que buscar ayuda de la medicina.

  • Acciones de autocontrol inmediato:

  • 1. Piense antes de hablar

  • Evite responder a provocaciones, y cuando se dé cuenta de que su pareja está alterada, procure no alimentar su reacción, pero elija ser la parte pacificadora.

  • 2. Nada de comparaciones

  • En el momento crítico en que la pareja no se está entendiendo y que uno de los dos, o los dos, están alterados, evite comparar al cónyuge con personas como su padre, su madre, hermanos o cualquier otra persona que usted admira o rechaza.

  • 3. Recue

  • A veces es necesario abandonar una situación desafiante para que el equilibrio sea preservado. Evite invertir contra la persona que está nerviosa. Y si es usted la persona, se esfuerza para retroceder y no permitir que las cosas empeoren.

  • Acciones de control constante a medio y largo plazo

    • La pareja debe buscar ayuda terapéutica y asesoramiento con líderes religiosos que pueden dar soporte para mantener el control de la situación. La fe puede transformar el comportamiento humano de manera divina.

    • La práctica del deporte es muy buena para promover el bienestar del sistema nervioso, pues ayuda en la producción de la serotonina que libera la hormona de la alegría. Caminata, yoga, relajación, estiramiento y natación son opciones que la pareja puede practicar juntos o incluso separados, pero siempre con el foco en la búsqueda del autocontrol.

    • Cuando percibe que empieza a irritarse, respirar profundamente, mantener un diálogo consigo mismo, calme su mente para que las reacciones fisiológicas bajen, como: sudores, dolor de cabeza, dolor en el estómago, taquicardia y el peor de todos los síntomas, la ira, la voluntad de explotar y atacar.

    • No dude en buscar un acompañamiento médico o psicólogo, pues su matrimonio y su relación amorosa siempre valdrán más que poner toda su furia hacia fuera.

  • 4 maneras de lidiar con un cónyuge enojado que funcionan
  • Si usted es una persona nerviosa o convive con una, recuerde, no siempre se puede controlar el nerviosismo, pero si tiene conciencia de su condición y buscar ayuda puede hacer que sean menos frecuentemente estas reacciones negativas. A poco percibirá que está en el control de sus reacciones, sabiendo exactamente lo que debe ser hecho en momentos extremos.