Alerta: Niños que usan teléfonos celulares y tabletas todos los días SOFREM trastornos en el sueño
  • Esto sucede porque, según los científicos, el uso de estos aparatos hace que los niños duermen menos, e incluso tardan más tiempo para dormir en el sueño que los niños que no usan estos aparatos.

  • Los expertos estudiaron a niños de varias edades a partir de los 6 meses, y constataron que el daño en el sueño alcanzó a todos los niños estudiados, incluso a los más bebés con 06 meses al quedar viendo imágenes en el celular o tablet.

  • El conductor y líder del estudio Tim Smith declara que:

  • "El uso de estos aparatos controlados por el tacto está en niveles cada vez más altos entre los niños y los bebés, y eso se asocia a la reducción del sueño que viene ocurriendo en muchos casos infancia " .Uno de los perjuicios más severos que afectan a los niños que poseen trastornos del sueño, es un débil desarrollo cognitivo, es decir, una reducción considerable en el proceso de aprendizaje y conocimiento, proceso ese importantísimo en esa fase (6 meses hasta los 6 años). El neurocientista y profesor de la Universidad Federal de Paraná, Fernando Louzada, advierte que es el sueño adecuado que hace que la actividad cerebral actúe a favor del aprendizaje infantil, y da algunos consejos:

  • El niño debe ir despierta a la cama todos días;

  • Es necesario construir una rutina persistente de sueño para el niño;

    • La hora de dormir no puede ser estresante;

    • Evitar el consumo de sustancias estimulantes como el café.

    • Los niños que no pueden recuperarse a tiempo de estos trastornos del sueño, pueden perder hasta 2 años de desarrollo cognitivo, es decir, las horas de sueño perdidas pueden retrasar a un niño de 6 años, pasando la misma a tener el desarrollo de un niño de 4 años.

    • Además, los niños que sufren de sueño alterado pueden desarrollar una baja concentración en la escuela, pérdida de memoria, capacidad reducida en resolver las actividades diarias y también dificultar el desarrollo neuromotor.

  • A fin de prevenir problemas que puedan arraigarse en el niño y pasar a acompañarla durante toda su vida, como roncos nocturnos, insomnio, inquietudes nocturnas, etc., se hace necesaria una prevención desde la edad en que se identifican los problemas de sueño en el niño.