7 Maneras que los padres pueden perjudicar a sus hijos aun sin percibir
  • Este artículo fue publicado originalmente en el blog de Dave Willis y fue reproducido aquí con permiso. Tradujo y adaptado por Sarah Pierina.

  • Como padre, comete errores prácticamente todos los días de alguna manera. A veces es cuando pierdo la paciencia y grito con los niños. Otras veces, es cuando me arrojo más alto en la mesa de comedor después de haber reprendido a uno de mis niños por hacer lo mismo.

  • Con la mayoría de mis errores parentales, estoy inmediatamente consciente del error, lo que me da la oportunidad de pedir disculpas y tratar de corregirlo, pero he descubierto que algunos de los errores más peligrosos no son tan obvios. Ellos son sutiles y furtivos. Esto los hace aún más peligrosos, porque podemos continuar cometiéndolos durante años, incluso sin darse cuenta de que estamos perjudicando a nuestros hijos en el proceso.

  • Lea: 12 hábitos a enseñar a sus hijos para que tengan una vida mejor que su

  • Al trabajar con familia de todas las esferas de la vida, estoy convencido de que la lista abajo representa algunos de los errores más comunes y destructivos de la parentalidad. No estoy escribiendo esto como un experto, sino sólo como un padre que está en las trincheras de la parentalidad y desesperadamente tratando de hacer lo correcto para el bien de mis hijos y de las futuras generaciones de mi familia.

  • Si usted también es padre o madre, vamos a comprometernos a parar estos comportamientos y ser lo mejor que podemos ser para nuestros hijos!

  • 1. Deshonestidad sutil

  • Los niños son detectores de mentira humanos, y no podemos enseñarle el valor de la honestidad e integridad cuando estamos dispuestos a ser deshonestos. Uno de los ejemplos más comunes de esto es cuando los padres mienten la edad de su hijo delante de él para ahorrar algunos reales en una comida infantil o la entrada de un parque. Ahorrar algunos reales costará mucho a largo plazo con las lecciones negativas que usted está enseñando a sus hijos sobre "honestidad selectiva."

  • Lea: 6 formas que los padres destruyen la vida de los hijos

  • 2. Sabotaje emocional

  • Es fácil perder el control cuando uno de nuestros hijos no está escuchando o cuando están siendo descuidados o desobedientes. A veces hasta usamos nuestras emociones sólo para obtener una reacción de nuestros hijos. Esto es peligroso, porque cuando no logramos controlar nuestras reacciones emocionales para nuestros hijos, estamos enseñando a nuestros hijos que están en el control de nuestras emociones (en lugar de enseñarles que estamos en el control de nuestras propias emociones). Esto puede crear un patrón de disfunción emocional a largo plazo en el hogar.

  • Lea: Qué hacer cuando sus hijos dicen "Te odio"

  • 3. Trampa de la comparación

  • En el intento de alentar o corregir a nuestros hijos, podemos mostrar el ejemplo de otro niño (a menudo de un hermano) como punto de referencia. Aunque esto generalmente es un intento inofensivo de traer contexto a la situación, la mayoría de los niños no ver más allá de la comparación. Esto puede subconscientemente entrenar a los niños a no ser lo mejor que puede ser, sino encontrar una manera de simplemente "parecer mejor" que sus colegas o hermanos.

  • 4. Regalos de culpa

  • En nuestra cultura, desarrollamos un mal hábito de comprar el afecto de nuestros hijos con regalos. Cuando cometemos un error o tenemos que trabajar hasta más tarde, quedamos mucho más propensos a pagar la deuda emocional con dinero. Este ciclo puede enseñar a nuestros hijos a ser materialistas y ver el amor como una relación transaccional que puede ser manipulado con dinero. Todos sabemos (o deberíamos saber) que el amor verdadero es algo mucho más valioso que eso.

  • Lea: 10 señales peligrosas de que usted sobreprotege a sus hijos

  • 5. Colocar la felicidad de sus hijos delante de la salud de su boda

  • Muchas parejas ni salen juntos porque temen que los niños lloren, entonces para pacificar a los niños, nunca invierten en su relación entre sí. Irónicamente, muchos de estos niños terminan llorando de cualquier forma después de que el divorcio divide a la familia. Uno de los mayores regalos que usted puede dar a sus hijos es la seguridad que viene de ver a sus padres en una boda amorosa y comprometida.

  • 6. Babas digitales

  • Fui muy culpable en cuanto a eso. En nuestro mundo tecnológico, es fácil colocar a los niños frente a una pantalla para que podamos hacer lo que necesitamos. En pequeñas dosis, eso es bueno, pero puede convertirse en un hábito peligroso, cuando delegamos nuestro deber más sagrado a los programas de televisión y videojuegos para que creen nuestros hijos por nosotros.

  • 7. Esconder sus fallas

  • Todos queremos que nuestros hijos nos vean como superhéroes que nunca cometen errores, pero ellos no están en busca de perfección; están buscando autenticidad. Cuando usted cometa un error, asuma! Utilícelo como un momento de enseñanza. Recuerde que Dios es el único "padre perfecto" y Su Gracia le ayuda en aquellos momentos en que usted se equivoca (y todos tenemos muchos de esos momentos)!

  • Lea: 5 lecciones que la historia de Pinocho no menciona