7 Consejos para amenizar y deshacerse del mal aliento
  • Una vez en un grupo de amigos surgió la pregunta: si una persona que le gusta mucho tiene mal aliento, usted le habla o no? Cada uno dio su opinión y no se llegó a un consenso. Es una situación delicada. Pero, siempre he preferido hablar de una manera discreta. Suele preguntarse si la persona tiene una infección en la garganta o si tiene problemas de estómago. Si ella dice que no, yo me disculpo y digo: "Sentí un olor característico de esos problemas en su aliento, mejor usted comprobar, puede ser un problema de salud.

  • Sutilezas aparte, hecho es que cada uno tiene que cuidar del propio aliento. Tenemos que estar siempre verificando nuestra higiene y salud. Así no construimos otros ni nos sentiremos obligados o seremos blanco de chistes en el trabajo, escuela o incluso en casa.

  • ¿Qué puede provocar mal aliento o halitosis?

    • Problemas de salud: Gastritis, úlcera, reflujo, diabetes, infecciones de garganta, sinusitis, periodontitis y caries son algunos problemas que pueden causar mal aliento. La diabetes no es por la enfermedad en sí, sino por los problemas que trae a las encías y por provocar sequedad de boca.

    • Mala higiene bucal: La vida corrida o incluso la pereza a veces nos impide hacer la higiene necesaria en los dientes, encías y lengua. Los restos de alimentos que quedan causan la placa bacteriana y ese "bafo". Si no se retira a través del buen cepillado, se solidifica y se convierte en una placa dura - el tártaro - que se fija en la base de los dientes y empieza a empujar la encía causando sangrados. Al principio se le llama gingivitis y una limpieza en el dentista se resuelve. Pero, si no se trata, se convierte en una enfermedad llamada periodontitis que además de hacer que la encía se retraiga causa pérdida ósea y de apoyo a los dientes, haciendo que queden con movilidad y puedan incluso caer.

    • Problemas psicológicos: Creemos o no, algunos estudiosos del comportamiento dicen que las personas poco sociables, ansiosas y que quieren aislarse suelen desarrollar mal aliento como forma de alejar a los demás. Sería una somatización.

    • Ayuno prolongado: Tener mucho tiempo sin comer o hacer dietas con restricción de carbohidratos hace que el organismo queme grasas. El resultado de esta quema es una sustancia llamada "cetona" que sale en la respiración provocando mal aliento.

  • ¿Qué puede ayudar?

  • En primer lugar, trate de la salud. Si usted tiene mal aliento, y balas, sprays y cepillado no están resolviendo, busque un gastroenterólogo o un otorrino.

  • Descartados otros problemas de salud, consulte a su dentista y evalúe cómo está su salud bucal. El dentista además de verificar los dientes, lengua y encías, verifica también si hay signos de cáncer de boca y garganta. Haga una limpieza periódica (cada seis meses al menos), con retirada de tártaro, chorro de bicarbonato y pulido.

  • Después de estos cuidados, siga estos consejos:

  • 1. Beba agua

  • El agua ayuda mucho a aliviar el mal aliento. Boca seca causa mal olor, por eso despertamos con ese olor desagradable por la mañana.

  • 2. Huye del café y el cigarrillo

  • Café suele crear una película en la lengua impidiendo la oxigenación y claro, donde no hay oxigenación, las bacterias proliferan. Prefiere leche, un jugo o vitamina de frutas. El cigarrillo tiene acción vasoconstrictora y disminuye la irrigación sanguínea en las encías y consecuentemente la disminución de las defensas contra las bacterias que proliferan y causan la periodoncia. En cuanto al aliento del cigarrillo ni necesita mayores explicaciones.

  • 3. Cepille bien los dientes

  • No el cepillado de 60 segundos. Esto es sólo pasar pasta dental en los dientes. Mi dentista dice que se debe sentar para cepillarse los dientes. Por lo menos 15 minutos antes de dormir. Por la mañana y después de las comidas, al menos 3 minutos de cepillado, sin pasta. Dejar la pasta dental para dar aquella perfumada al final.

  • 4. Cepille la lengua

  • La lengua está llena de cavidades que acumulan restos de alimentos. Utilice un raspador o un cepillo suave con pasta dental. Frote suavemente. La lengua saburrosa es uno de los principales motivos del mal aliento. Es causada por la mala higiene y malos hábitos como fumar y tomar café.

  • 5. Utilice el hilo dental

  • Ningún cepillado es completo sin el uso del hilo dental. El hilo no sólo debe entrar y salir entre los dientes. Él debe "abrazar" el diente hundiéndose dentro de las encías sin forzar y sin lastimar y ser tirado hacia fuera retirando las impurezas. Repita cada lado del diente. Esto evita la acumulación de tártaros.

  • 6. Alimente bien

  • Además de ayudar al estómago a funcionar mejor y favorecer la salud como un todo, algunos alimentos ayudan a limpiar los dientes como la manzana, la pera, la zanahoria.

  • 7. Tenga siempre un spray o chicles sin azúcar en la bolsa

  • Al final del día o al principio, es una buena manera de tener un aliento fresco. Cuando tenga un encuentro romántico también ayuda. A propósito, evite ajo, cebolla, pescado y otros alimentos de olor fuerte antes del encuentro. Si ya los ha comido, calma, un vaso de leche ayuda mucho.