7 Pasos para ser un buen marido
  • Claro que todo hombre que se propone asumir su amor a través del matrimonio, desea ser un buen marido y construir una relación feliz. Sin embargo, lo que se observa es que, con el paso del tiempo, muchos dejan de tener esa prioridad por puro confortismo.

  • Si usted acaba de casarse y no quiere perder el foco de ser feliz con su amada, observe los pasos abajo:

  • 1- Compromete genuinamente

  • Al intercambiar alianzas, esté consciente de su elección y mantenga íntegro a ella . Comprometerse es asumir un compromiso con uno mismo y estar en él de forma íntegra, genuinamente. El compromiso en el matrimonio es por encima de todo moral y representa su alegría en ser leal a su propia elección de amar y dedicarse a su esposa.

  • 2- Procure ser comprensivo

  • Desarrolle el arte de sentir lo que su esposa siente; la empatía es una brújula poderosa en la búsqueda de la armonía de las relaciones. No banalize, mucho menos ignore sus sentimientos; por más que usted no esté de acuerdo es necesario considerar siempre las razones de ella.

  • 3- Crezca con las diferencias

  • El matrimonio constituye un aprendizaje continuo cuando los cónyuges están dispuestos a evolucionar juntos. Por eso es importante que las diferencias de personalidad de cada uno no sean relegadas a "defectos" y que promuevan la reflexión y el entendimiento. Al respetar la manera de ser de cada uno, lidiando con las diferencias de forma pacífica, ambos crecen como persona y la unión se fortalece.

  • 4- Priorice el diálogo

  • Jamás permita acomodarse en la búsqueda de un buen entendimiento con su esposa; construya las bases de su relación en el diálogo franco y continuo. Aprenda a oír a su esposa con la atención que ella merece, no tome conclusiones sin escuchar genuinamente lo que ella tiene que decir. Pero no se cale, no oprima las propias opiniones; hable de sus razones con claridad y afectividad. Ante las discusiones, seleccione acuerdos a través de una buena y amistosa conversación. No se olvide de exigir más de sí mismo y menos del otro.

  • 5- Cuidado con la rutina

  • La rutina es importante para mantener el equilibrio de la relación, pero en exceso provoca un gran desgaste. Cambie, transforme, haga y actúe diferente al menos de vez en cuando. Sorpréndela con pequeños mimos, no tenga tiempo para cariño; manifieste su amor en momentos inéditos, pero no se olvida también de las fechas que marcan la relación de ustedes.

  • 6- Domine el egoísmo

  • El egoísmo es una llaga que deteriora la relación, pudiendo incluso ser fatal. Por supuesto que sus sentimientos son muy importantes, pero si usted no considera también los suyos no podrán construir una relación sana. Al actuar como ella le gusta, usted aumentará sus posibilidades de desear hacer lo mismo para usted.

  • 7- Conjugue el verbo amar

  • Más que un sentimiento, amar es una acción que debe ser puesta en práctica, ampliando el sentimiento. Ame a su esposa más cada día, dedicándose la alegría de ese sentimiento, valorando su presencia y priorizando el bienestar de ustedes dos. Haga el amor con su esposa en todos los aspectos y verá desarrollar la felicidad en su vida.

  • Amar es un verbo de acción. ¡Es necesario practicarlo! En la vida que eligió compartir con su esposa: "¡Esté vivo, pulse! Practique el amor!".