6 Cosas que NUNCA debe decir a su esposa que no trabaja fuera de casa
  • El trabajo de las madres y amas de casa es uno de los trabajos más exhaustivos que hay. Usted trabaja siete días a la semana, siempre está de turno, nunca tiene vacaciones y no muchos maridos son capaces de darle el valor que realmente tiene. Si no quiere causar dolor y resentimiento en su matrimonio, evite estas seis frases.

  • De acuerdo con estudios realizados sobre las causas del divorcio, los problemas económicos son ahora la causa número uno. Cuando sólo el marido trabaja fuera, siendo la única fuente de sustento, esto puede generar tensiones innecesarias en la relación y lo que usted dice puede causar heridas profundas.

  • A veces, la rabia, las tensiones económicas, el estrés y la falta de dinero hacen que haya discusiones que usted puede evitar teniendo en cuenta estas seis frases que usted nunca debe usar.

  • 1. "Soy yo quien trae dinero a casa y yo tomo las decisiones"

  • Nada puede ser más doloroso que eso. Usted no sólo está diciendo que ella no "colabora" con nada en el hogar, pero también que, por esa razón, ella no tiene poder para tomar decisiones entre la pareja.

  • Cuando usted se casa con alguien, todas las decisiones importantes y pequeñas, deben ser tomadas a dos, no sólo las económicas. Hacer este tipo de comentario hace que su esposa se siente insignificante.

  • 2. "Si va a comprar algo, usted debe pedir permiso"

  • Su esposa no es su empleada, y este comentario la coloca en esa situación. Una cosa es pedir que si ella quiere comprar algo ustedes consultan juntos y deciden lo que es mejor para los dos, y otra es decir que ella no puede hacer algo a menos que usted le dé permiso.

  • Si fuera lo contrario, no te gustaría. Recuerde que su esposa no es su hija, es su compañera y está allí para apoyarlo y para que puedan trabajar juntos para tener éxito. 3. "Yo cuida el dinero, no necesito darte explicaciones de lo que hago o dejo de hacer con él"

  • Usted trae el dinero, y ella cuida de la casa. Si cada uno hace su parte, los dos tienen derecho a todo. No puede decir para usted no usar los muebles de la casa, o que no le dará ropa limpia o que no se puede cambiar más de una vez por semana, porque es la responsable de estas cosas.

  • 4. "¿Y cuánto contribuís?"

  • Esta es una cuestión que no es necesaria. Si usted hace este comentario es porque está queriendo tener una discusión. Si usted realmente se molesta porque su esposa no trabaja fuera de casa, entonces converse con ella como un adulto. Usar una frase de ese tipo es como comprar todas las entradas para la lucha del siglo.

  • Si usted no cree que las cosas sean justas en la parte económica, converse con respeto y así usted llegará mucho más lejos.

  • 5. "Te voy a dar una" mesada "

  • Aunque en este caso parezca que estamos ante un comportamiento positivo en el que tú en tu "generosidad" te dará una mesada, eso es un insulto. Ella no tiene 12 años y no es usted quien decide cuánto puede gastar porque ella no trae dinero a casa. Volviendo a nuestro ejemplo anterior, es como si ella hablara que sólo va a lavar dos pantalones suyos al mes, si la ensucia antes de que termine el mes, usted tendrá que girar solo.

  • Aunque para muchos esto parezca justo, no lo es. Recuerde que para que su relación funcione, ambos deben verse, tratar y respetar como adultos. Algo totalmente diferente en esta frase sería si ambos tenían una pequeña cantidad de dinero reservado para cualquiera de los dos usar de la forma que desee.

  • 6. "Usted sólo está conmigo por el dinero"

  • La mayoría de las mujeres hoy en día no tiene ningún problema en salir a trabajar fuera de casa, y en realidad muchas mujeres quisieran salir y correr detrás de sus sueños y sentirse que se realiza profesionalmente, sin embargo, deciden quedarse en casa por la familia y hacer esto, simplemente no tiene precio, y todo hombre debería apreciarlo.

  • En todos los casos, lo que falta es la comunicación. Por más que tenga muchos problemas económicos, presiones y preocupaciones, descontar en su esposa nunca será la solución, por el contrario, sólo traerá más problemas. Nada es mejor que hablar con su esposa sin causar heridas que a veces usted no podrá borrar.

  • Traducido y adaptado por Sarah Pierina del original 6 cosas que NUNCA le debes decir a tu esposa que no trabaja fuera del hogar