6 Consejos educativos para lidiar con un niño que afirma tener un amigo imaginario
  • los padres pueden respirar aliviados, pues todos los estudios sobre ese fenómeno llegan al mismo resultado: no hay motivo para preocupaciones!". La misma materia aclara que este fenómeno suele ocurrir en niños entre los 3 y 7 años.Si estás viviendo esta situación y tu hijo te asusta al hablar, jugar y relatar hechos con un amigo que no existe, calma, sólo tienes que aprender a manejarlo. Algunas sugerencias pueden ser muy útiles:1- El pediatra Ricardo Halpern explica en el sitio que: "

  • El amigo imaginario es un interlocutor que dice si lo que está haciendo y pensando es correcto o equivocado, como un consejero

  • .2- El amigo imaginario puede representar también una forma de que su hijo pruebe sus límites, en ese caso él siempre va a imputar la culpa de las cosas equivocadas que haga al "amigo". Lo ideal es conversar con su hijo, aclarando los perjuicios ocurridos o los riesgos posibles sin recriminarlo, eso va a quitar sus intenciones. 3. Los niños utilizan la imaginación para aprender a elaborar y comprender sentimientos como el miedo, la frustración, la angustia, la rabia y la preocupación. Normalmente es una reacción a algún cambio de hábito que genera estrés y ansiedad. Puede ser el nacimiento de un hermano, la separación de los padres, la pérdida de alguien querido, el cambio de escuela o de casa, entre otros motivos.4- Es importante actuar naturalmente y no reprender a su hijo por eso; recuerde que él no está mintiendo, el amigo imaginario es una creación de él. Usted puede incluso hacer de cuenta que entra en la fantasía, pero sin reforzar, según orienta la directora pedagógica María Edna Scorcia en materia sobre el tema: "

  • Dar fuerza a eso o ignorarla y criticarla completamente puede ser perjudicial, ya que el amigo imaginario es una expresión del niño

  • . 5- Cuando su hijo está conversando y jugando con su amigo imaginario es interesante observar sus palabras, gestos y actitudes, esto puede ser importante para usted para evaluar los pensamientos y las necesidades de su hijo. El momento de dar adiós al "amigo" debe llegar naturalmente y partir del propio niño; se produce cuando su hijo se da cuenta de que el amigo no tiene más sentido

  • "... porque ya ha encontrado otros caminos para hacer frente a la realidad. Lo que antes venía del pensamiento se transforma en sentimientos reales, propios de la madurez emocional y cognitiva ", aclara la psicóloga Luciene en el sitio. En cuanto al tema la psicóloga Marta Andersen concluye en el artículo: "Así, si su hijo tiene un amigo imaginario, acepte en vez de intentar combatir su existencia en la vida del niño. Al conversar con su hijo acerca del tema amigo imaginario puede acceder a los intereses, preocupaciones, deseos y temores de su hijo.

  • Sin embargo, es necesario observar siempre al niño y al notar que las fantasías persisten o toman alguna dirección no deseada durante un determinado período, lo recomendado es buscar ayuda especializada, como psicólogos.