6 Señales alarmantes de que su amor está muriendo
  • Cuando una pareja busca una terapia sus reclamos más comunes apuntan a desilusiones, rabia y dolor que deben ser cavadas para que se pueda encontrar en el fondo cualquier cosa de valor que pueda ayudar a la pareja a encontrar la cura.

  • Las seis señales más alarmantes de una relación que está muriendo pueden estar relacionadas a continuación:

  • 1. Punición y escarnio

  • Cuando la relación está realmente en apuros, los socios se acusan mutuamente por cualquier error que ocurra. Surge el juego emocional de la culpa y la exigencia del "adecuado arrepentimiento". Cuando no se alcanza tal nivel el castigo y el escarnio se hacen presentes en las frases dichas al otro. Algunas pueden sonar como:

  • "Es la tercera vez que duerme en el sofá, porque no dice enseguida que me está evitando?"

  • "Usted habla como si fuera experto en todos los asuntos ... ¿Cuándo fue que usted leyó un libro por última vez?"

  • 2. Dureza

  • Las parejas en crisis no son delicadas entre sí. Sea cual fuere el nivel de proximidad entre ellos un día, ahora todo se ha ido. Parecen vestir una armadura de cinismo, amargura y pesimismo que los enrijece, prende y los deja a la defensiva todo el tiempo. Algunos de los insultos más comunes suelen surgir como:

  • "Por supuesto que no me importa, ¿de qué me adelantaría importar? "No voy a abrirme a alguien que sólo me hace daño". "No estoy escuchando, eres un idiota y siempre será".

  • 3. Rupturas no resueltas

  • Es normal que una pareja tenga diferentes maneras de ver la vida y de discrepar sobre cualquier tema. Las parejas sanas usan esas diferencias como medio para conocerse más, buscar ver las cosas por otro ángulo y usar esas diferencias como complementos para una relación más rica y amplia. Las parejas en crisis suelen no resolver sus diferencias, porque no saben cómo hacerlo o están más interesados ​​en "ganar" una discusión que ver el punto de vista del otro. Las expresiones más comunes que la gente dice cuando están atrapadas en este tipo de comportamiento:

  • "No voy a compartir este asunto con usted. Usted no oye siquiera ..."

  • "Usted sólo ve las cosas desde su punto de vista ". "Usted es el dueño de la verdad. Está feliz de ganar más esta discusión?"

  • 4. Dominio y control

  • Cuando las parejas no viven más en sociedad, las peleas toman cuenta y parecen estar en continua batalla por el poder. Los comportamientos pueden ser los más absurdos como gritar, ser violentos o incluso salir de casa. Son comunes las siguientes frases cuando una pareja está en plena lucha para dar la última palabra:

  • "¿Quién le dejó tomar esa decisión? Dios?" "Yo sé que estoy seguro y usted no me va a convencer de lo contrario."

  • "Ah, te, has estropeado todo esta vez, ¿crees que voy a darle otra oportunidad de poner todo a perder?"

  • "Estoy asumiendo el control y no hay nada que pueda hacer."

  • 5. Desconfianza

  • Las desilusiones, las desgracias, las decepciones pueden romper la confianza, sobre todo si son inesperadas, importantes y reincidentes. Vicios, traición, promesas no cumplidas destruyen la seguridad del compañero y traen la desconfianza para la relación. Ejemplos de frases que muestran una confianza minada:

  • "Yo quería contar, pero nunca conseguí ..."

  • "Sé que prometió que se quedaría en casa ese fin de semana, pero no puedo controlar a mi jefe."

  • "¿Tengo que decir todos los días que te quiero? Eso cansa!"

  • "Ve si crece, ¿verdad?" 6. Reclamaciones crónicas

  • Cuando la crisis está en el punto "muerte inminente del amor" no hay nada en el compañero que el otro le guste o apoye. Todo es irritante, todo cansa o enoja. Las reclamaciones han sido constantes y en nada han ayudado. No hay cambios de comportamiento en ninguno de los lados. Las quejas constantes van construyendo un muro entre los socios. El amor que había ahora está enterrado bajo una montaña de rabia, autoindulgencia y victimización.

  • En ese escenario devastador, las frases cortantes y constantes son algo como:

  • "Quien quiere hace, quien no quiere encontrar una excusa." "Yo le dije que no intentaba reparar, ahora estropeó de vez ..."

  • "Usted debería aprender de sus errores y no quedarse repitiendo la misma estupidez!"

  • Reparar una relación en ese estado sólo es posible si ambos desean reconciliar sus diferencias. Si están dispuestos a mirar de frente los problemas, reconocer el error y volver al rumbo correcto, entonces hay esperanza.

  • El primer paso es identificar qué comportamiento ha hecho mayor estrago y empezar por ahí a desenrollar los hilos de la relación. Comience por uno y encontrará los demás.