5 Consejos para evitar que Internet obstaculiza el desarrollo de los niños
  • Actualmente vivimos en una época en que niños que ni frecuentan la preescolar ya saben cómo mover las teclas de un ordenador, y, como muchos dicen, "parece que los niños ya nacen sabiendo."

  • La presencia de aparatos electrónicos como tabletas y celulares en la vida de los niños es imposible de ser ignorada, y ya se ha vuelto constante. Para muchos padres, presenciar tal hecho se vuelve maravilloso, sin embargo, esos padres necesitan atentar que así como la internet tiene su lado positivo, ella también tiene su lado oscuro. Estar atento y orientar a los hijos hacia lo mejor es total responsabilidad de los padres.

  • La psicopedagoga Sheila Leal, que también es fonoaudióloga, especialista en desarrollo infantil y portavoz del Proyecto

  • Hijos Brillantes, explica que estos aparatos conectados a Internet pueden ser verdaderos villanos o grandes aliados de la educación de los pequeños. "Todo depende de cómo los padres se posicionan y de las reglas colocadas en la casa."

  • Observe los consejos importantes que la experta apunta a este tema:

  • 1. Aceptar Internet como parte de nuestra vida

  • El primer paso a tomar es comprender que Internet y los teléfonos móviles, tabletas y videojuegos son parte del día a día y nos ayudan en muchas cosas. Es importante valorar las ventajas de la conexión, los padres sólo necesitan estar atentos y orientar a los hijos de forma positiva.

  • "Intentar prohibir a los niños de jugar o impedir que tengan acceso a Internet puede generar problemas y desfase en la escuela, donde tendrán acceso a todo eso".

  • 2. Limitar el uso para niños de hasta 5 años

  • Hasta los 5 años, el acceso a las pantallas de celulares debe ser restringido, y eso es lo que orienta la Sociedad Brasileña de Psicología. "Lo ideal es que los niños de hasta 2 años no estén expuestos a ese tipo de tecnología y jueguen sólo con los juguetes ideales para cada etapa de la edad".

  • Entre los 2 y 5 años, los hijos no deben permanecer más de 1 hora al día frente a los teléfonos móviles y las tabletas con dibujos y juegos. Niños hasta los 6 años, necesitan que sus padres estén atentos al contenido que a ella asiste. Los padres no deben permitir que sean expuestos a escenas violentas con tiros y luchas, ya que esto puede afectar su desarrollo.

  • 3. Combinar las reglas de forma clara

  • Con niños a partir de los 4 años, ya es posible combinar reglas. "Lo importante es definir lo que puede y lo que no puede con respecto a horarios y contenido, y explicar de manera clara sobre el asunto".

  • Es importante que los padres sean firmes y establezcan castigos para las reglas que se rompen. Sin embargo, estas correcciones nunca deben ser físicas, los padres pueden prohibir algún juguete que les guste a los niños.

  • 4. Dar preferencia a sitios educativos y valorar investigaciones

  • Hay muchos sitios educativos y con juegos dirigidos a desarrollar diversas habilidades en los niños, como noción de espacio o coordinación, por ejemplo.

  • "Intenta explotar al máximo estos juegos y animar a sus hijos a dividir lo que están aprendiendo o al desafío que están enfrentando".

  • 5. Dar el ejemplo

  • Una de las cosas más importantes en la cuestión de la educación es que los padres sean el ejemplo en la manera de vivir y actuar, por lo que es fundamental que estos padres den el ejemplo en relación al uso de celular. "No sirve de nada querer que los hijos dejen el teléfono de lado si los padres están todo el tiempo mirando las notificaciones y las redes sociales".

  • Es importante enseñar a los hijos a dejar de jugar o ver vídeos a la hora de la comida, pero que la misma actitud debe ser tomada por los propios padres.

  • "Aproveche para valorar el momento con la familia, sin interrupciones".

  • La psicopedagoga concluye que la presencia de los juegos y aparatos con acceso a Internet difícilmente será un problema si los padres tienen el hábito de hacer bromas fuera de línea con los hijos.

  • "Desde el principio, intente siempre dibujar, jugar con juegos y leer historias para ellos, así usted garantiza una diversidad de estímulos importantes para el desarrollo de los hijos, y enseña desde el principio que hay varias formas de aprender y divertirse".