5 Consejos para salir de la depresión posparto
  • Tener un recién nacido con nosotros es maravilloso, todo cambia a nuestro alrededor, incluso nosotros mismos. En el primer artículo sobre la depresión posparto ("¿Tengo la depresión posparto?") La ayudé a identificar si lo que usted está sintiendo, tanto física como emocionalmente, es sólo parte de su desarrollo como madre o si de hecho usted tiene depresión posparto. Si usted ha llegado a la conclusión, con la ayuda de análisis médico y psicológico, que usted tiene depresión posparto, no se desanime. Este artículo es para usted: hay muchas cosas que usted puede hacer para empezar a sentirse mejor ahora, y empezar a disfrutar de su bebé y su papel como madre.

  • Es importante mencionar, pues recibí preguntas sobre esto, mi opinión sobre tomar medicamentos durante esa fase. Cada persona es diferente, así como sus circunstancias, pero en mi opinión, usted debe primero intentar las cosas que usted puede hacer sin la ayuda de medicamentos y, si estas cosas no son suficientes después de un tiempo razonable (de uno a dos meses) y de su mejor esfuerzo, entonces usted puede tratar de incluir la ayuda de medicamentos. Mis motivos son los siguientes:

  • Los medicamentos son sólo una ayuda, no solucionar el problema

  • Piense en los medicamentos como si fueran una banda de ayuda para ayudar con los síntomas, pero que no eliminan la causa de ellos. Entonces, de todos modos, usted tendrá que hacer lo que se le recomienda aquí, así como lo que su médico y / o terapeuta recomiende; de esta forma, si los consejos funcionan sin la ayuda de los medicamentos, ¡mejor aún! Esto me lleva al siguiente punto.

  • Cualquier medicamento tiene efectos colaterales desagradables

  • Sí, incluso cuando usted sólo toma la dosis mínima. Usted puede presentar algunos de estos síntomas: quedarse con la boca seca, insomnio, inhibición del apetito sexual, aumento de apetito, dolores de cabeza, dificultad para concentrarse, etc.

  • La mayoría de los medicamentos psicotrópicos no le permiten amamantar a su bebé

  • Esto ocurre porque las sustancias pasan de usted a su leche y consecuentemente a su bebé, que no puede ingerirlas sin que éstas hagan mal a él. Por supuesto, ese es sólo un aspecto negativo, si usted está amamantando a su bebé.

  • Independientemente de si usted decide tomar la medicación o no, estos consejos le serán útiles para empezar a sentirse mejor:

  • 1. Busque un grupo de apoyo

  • Es absolutamente esencial no aislarse de familiares y amigos. Busque el apoyo de familiares que puedan ayudarle, especialmente durante estos primeros tres meses. Sus amigas también pueden apoyarla por entender lo que usted está pasando y pueden reafirmar que tener un bebé es extremadamente difícil - independientemente de cuánto usted lo ame. Cuanto más apoyo tenga, más fácil será manejar esta transición. Es importante citar que ese grupo de apoyo no vendrá hasta usted: usted tiene que recogerlo y aceptar su ayuda. Recuerde que, como madres, la entendemos mejor de lo que usted piensa.

  • 2. Tenga una vida sana

  • Es muy fácil olvidarse de nosotros mismos cuando tenemos la vida de esa pequeña persona en nuestras manos, pero tiene algo que no podemos olvidar: no podemos cuidar de esa pequeña persona, si estamos cayendo a pedazos. Su aspecto físico está directamente relacionado con cómo se siente emocionalmente. Por eso es esencial que usted se alimente bien (siga la rutina de cuando estaba embarazada de comer más veces y porciones menores). Duerma cuando el bebé duerme; sus obligaciones pueden esperar, su salud no. Hacer ejercicios a un nivel que te sientas cómodo: caminar o yoga traen muchos beneficios después del embarazo y te ayudan a sentirse feliz y satisfecha.

  • 3. Tenga momentos sólo para usted

  • Todos necesitan momentos de vez en cuando, esto es especialmente cierto después de tener un bebé con usted todo el tiempo. Pida ayuda a alguien. O cuando el bebé duerme, aproveche para sentarse y concentrarse en su respiración, en leer un buen libro, o lo ideal sería salir de casa aunque fuera por poco tiempo y limpiarse de la rutina y la fatiga.

  • 4. No se olvide de las cosas que le traen alegría. Es muy importante que usted no se olvida de que incluso siendo madre, usted también sigue siendo mujer; no se olvide de hacer las pequeñas cosas que le daban placer antes de que el bebé nazca; usted las necesita ahora más que nunca. No necesitan ser grandes cosas, pero las cosas simples. Por ejemplo, cuando tuve mi hijo y estaba medio deprimida con todo lo que tenía que hacer y el cansancio que me daba, a veces lo ponía en el coche y salía para dirigir cantando mis canciones favoritas. Cuando estoy bien, siempre canto en el coche, hacer eso en esas ocasiones me ayudó a relajarse y recordar que todavía era yo misma. 5. Ser paciente consigo mismo. Ser madre, ya sea por primera vez o con más niños en casa, necesita y requiere muchos cambios. Tenga paciencia con la forma en que usted maneja estas modificaciones, y en la forma que usted se desarrolla como madre. No se sienta mal cuando usted está sintiendo frustración, rabia y desesperación con una tarea tan grande; eso es normal, créeme. Aprende con estas emociones y sigue adelante sabiendo que esto no durará para siempre.

  • No es fácil ser madre, y superar la depresión posparto tarda tiempo, pero no es imposible. Por favor, recuerde que lo que usted siente no se va sólo porque usted quiere, usted necesita ser muy criteriosa en su recuperación, creyendo firmemente que usted tiene el potencial y el valor para ello.

  • Traducido y adaptado por Sarah Pierina del original Consejos para salir de la depresión pos-parto, de Denhi Chaney.