5 Razones para celebrar el Día de San Valentín después de casados ​​
  • Hay gente que parece gustar de decir que después del matrimonio la vida pasa a ser aburrida, sin gracia e incluso el amor se transforma con la rutina. Pero la gran verdad es que eso sólo sucede cuando la pareja se acomoda y deja de priorizar la relación.

  • Recuerde los tiempos de soltero (a) cuando usted esperaba por el Día de San Valentín y planeaba vivir momentos increíbles con la persona amada. ¿Por qué debe ser diferente ahora? En realidad, el matrimonio puede representar la libertad para expresar el amor sin inseguridades o límites anexados.

  • Veamos algunas razones para conmemorar mucho esta fecha:

  • 1. Eternos novios

  • Lejos de ser cliché, el noviazgo es un comportamiento que independe del estado civil: es bueno cuando solteros y esencial después de casados. Un gran engaño es entender que el matrimonio es garantía de que la conquista está hecha; el amor exige cuidados especiales y continuos. Tanto es así que el noviazgo es un estado constante en las relaciones de éxito en las que la conexión es esencial para los cónyuges.

  • 2. El romanticismo es intermitente

  • Nuestras emociones no son constantes, sino que se intensifican, se retrae. La pasión no escapa a esa regla; a veces es explosiva, otras parecen haber terminado. Todos sabemos que no es fácil mantener el vigor del matrimonio ante todas las responsabilidades y problemas a los que estamos sometidos ordinariamente. La conmemoración de una fecha romántica como el Día de San Valentín es un gran estimulante para encender el romanticismo y provocar picos de pasión en la relación.

  • 3. Romper la rutina

  • La rutina es importante en la medida que establece un plan de acción que trae cierta seguridad para la vida de la pareja y el funcionamiento de la familia. De la misma forma, romper la rutina es fundamental para motivar e incrementar la vida amorosa. Aprovechar fechas conmemorativas para innovar comportamientos, divertirse y hacer cosas no acostumbradas es un diferencial positivo para la relación amorosa.

  • 4. Valorar la relación

  • Esta es una fecha para ser conmemorada a dos y eso es enriquecedor para la relación. Con el tiempo de casados ​​los paseos y diversiones acaban siendo siempre en familia o con parejas amigos, muy bueno y saludable, pero un programa a dos prioriza el sentimiento que une a la pareja y promueve gran satisfacción. Cuidar la relación, valorando la presencia del otro es una forma de mantener la autoestima de la pareja y, por consiguiente, la alegría y el placer de estar juntos.

  • 5. Cultivar la intimidad

  • Las personas naturalmente cambian con el tiempo, así como sus deseos y necesidades, fatalmente eso afecta la relación que también pasa por transformaciones importantes. Los novios del pasado ya no son los mismos y hay que renovar votos, palabras y sentimientos. Por supuesto, ese es un proceso continuo de conjugar y practicar el verbo amar en el día a día, sin embargo, conmemoraciones como éstas unen la pareja y aumentan el vigor de la relación. La intimidad de la pareja sólo tiene que ganar y el sexo, tan importante para la buena interacción, encuentra nuevo ánimo cuando los cónyuges se dedican el uno al otro con amor y atención.

  • El peor equívoco que una pareja puede cometer es creer que no necesita más enamorarse, es decir, cultivar momentos de amorosa intimidad. Expresar la afectividad, tocar el uno al otro, mirar en los ojos y usar palabras y acciones amorosas es lo que mantienen las relaciones felices, sanos y duraderos.