5 Razones de conflicto para las parejas recién casadas
  • Terminada la luna de miel, los recién casados ​​inician la convivencia más íntima y es en ese período, principalmente en el primer año, que pasan a conocerse mejor. Se ha llegado el momento de enfrentar las consecuencias de las diferencias y limar los aristas que ellas provocan; de adecuarse a la convivencia diaria y ajustarse el uno al otro.

  • Todo lo que es nuevo pasa por un período de adaptación y con el matrimonio no es diferente. En el sentido de levantar reflexiones, he enumerado algunas acciones que comúnmente colaboran para que los conflictos ocurran al inicio de la relación.

  • 1- Todo es motivo de discusión

  • Para pasar ese primer período con éxito y mantener una relación duradera es fundamental que los cónyuges desarrollen la tolerancia. Por supuesto que hay cosas que necesitan ser tratadas y que el diálogo es necesario, pero no hay que tomar todo en serio. Así, antes de levantar una discusión piense: ¿vale la pena? ¿Necesito probar que tengo razón? La reflexión sobre la importancia de los asuntos puede evitar mucha discusión y malestar.

  • 2- Imediatismo en la solución de los problemas

  • Entonces vamos a la segunda gran adquisición fundamental a los recién casados: la paciencia. Hemos oído mucho que una pareja no debe dormir enojado, sin embargo, mejor que pasar la noche peleando. Se resuelve un conflicto cuando todo se calma, cuando las emociones se equilibran y el ambiente se vuelve propicio para una conversación amistosa. No quiera resolver dificultades al instante; eso facilita mucho el despertar del ego y, casi siempre, se vuelve pelea. Dale tiempo al tiempo y sepa elegir el momento adecuado para resolver los problemas.

  • 3 - Cobranzas interminables

  • Casi nunca es por querer, pero reclamar de todo el tiempo, hace el ambiente extremadamente desagradable. El buen humor es muy importante en la vida de la pareja y nadie puede mantenerlo con cargos constantes. El Consejo interesante he encontrado en esta materia: "Mantenga la llama que hay dentro de ustedes, encendida, especialmente cuando algunos desentendimientos la parecen apagarse, a veces no hay nada tan simple como una sonrisa para transformar un momento malo en un buen momento. La amistad es otra adquisición indispensable.4- Cálculos constantes

  • Es común que ante tantas novedades los cónyuges se sientan inseguros, principalmente cuando la euforia inicial empieza a disminuir. En el artículo Cómo vencer la inseguridad cuando recién casados ​​escribí: "Todo esto puede hacer que los recién casados ​​entren en un proceso de inseguridad que necesita ser vencido antes de que afecte las bases de la relación que se inicia". Vale mucho cuidar de la autoestima y desarrollar la autoconfianza conquistando respeto y siendo leales el uno al otro. La lealtad es otra adquisición imprescindible en las relaciones sanas.

  • 5- Influencia externaEs normal que la familia de origen de cada cónyuge desee ayudar a la pareja en la nueva vida, pero a menudo esta intención puede tener un efecto contrario. Influencias externas refuerzan las diferencias entre los cónyuges porque cargan todo un contexto cultural y educativo de cada uno; normalmente causan pequeños conflictos que pueden tener proporciones complicadas para la pareja. Así, desde el principio es importante mantener la privacidad y no dejarse influenciar, incluso por las personas más cercanas.Para mantener la salud de la relación los cónyuges necesitan comprender el mecanismo normal por el cual la pasión va cediendo espacio para un sentimiento mucho más fuerte: el amor. En el libro Mediando Conflictos en la relación a dos: "El amor es un sentimiento madurado, por eso no sucede del día para la noche, lleva tiempo, pues va surgiendo poco a poco y descortinando por medio del conocimiento de las buenas y malas que es la planta que está creciendo lentamente en tierra fértil y cuyas raíces son profundas. En el amor, los sentimientos son constantes, firmes y sinceros.