5 Acciones positivas a tomar ante sorpresas negativas
  • A veces todo parece ir tan bien y de repente usted descubre que estaba en engaño y entonces se ve en shock. Es como dicen: cuando creemos que sabemos todas las respuestas a la vida cambia las preguntas. Son las sorpresas negativas que nos llegan, muchas veces, tan de repente que nos sacuden de forma indescriptible.

  • El hecho es que las vicisitudes casi siempre llegan de forma sorpresenta y lo mejor es aprender a lidiar con eso. Algunas sugerencias pueden ayudar:

  • 1- No actúes de súbito

  • Frente a cualquier hecho inesperado, lo peor que hay que hacer es reaccionar, pues de esa forma no ver las consecuencias. El más recomendable siempre es esperar que pase el momento del choque para que, entonces, usted esté en condiciones de actuar de la mejor manera posible. Tomar decisiones ante algo sorprendente es un camino que casi siempre lleva al arrepentimiento.

  • 2- Equilibre las emociones

  • Ante las sorpresas negativas nuestras emociones naturalmente entran en desaliento y un torbellino de hormonas se mueve en nuestro cuerpo, provocando una serie de sacudidas físicas y mentales. Pasado el choque es necesario buscar el equilibrio necesario para asimilar la situación y eso no será posible mientras las emociones estén en desaliento.

  • 3- No se entrega al miedo

  • El miedo es una reacción normal a lo desconocido, más aún cuando se suma la sensación de la pérdida, del final, de lo que es malo. La inseguridad es un sentimiento normal ante ello, pero hay que actuar para afrontarla y superarla. El miedo es un elemento importante de defensa natural, pero puede perjudicar mucho cuando no se controla.

  • 4- Acepta lo inevitable

  • Cuando no se tiene nada que hacer para cambiar lo ocurrido, negarlo o rebelarse sólo va a hacer las cosas más difíciles. La aceptación es muy importante en el proceso de superar lo sucedido y rehacer la propia vida. Cuanto más apliques ese enfrentamiento, más difícil podrá quedar la situación y, consecuentemente, mayor será el sufrimiento. Tenga en cuenta que la revuelta es un factor complejo y destructivo.

  • 5- Cuidado con la tristeza

  • Sentir tristeza ante pérdidas y vicisitudes es natural; incluso es saludable vivir el momento, principalmente el duelo. Pero hay que tener cuidado con la tristeza continuada, que extrapola el tiempo y se intensifica con él. En ese caso el sentimiento normal puede transformarse en depresión, convirtiéndose en una enfermedad con graves consecuencias. Cultivar la alegría incluso en la dificultad, sonreír aunque en lágrimas armoniza más fácilmente la mente y no permite que usted se entregue al papel degradante de víctima.

  • La frase de James G. Bilkey "Usted nunca será la persona que usted puede llegar a ser, si la presión, la tensión y la disciplina se retiran de su vida" nos alienta a profundas reflexiones.

  • Las sorpresas negativas generan presión y tensión que pueden ser positivas cuando se dirigen a la superación porque fortalecen; hacen que la persona salga de la zona de confort y busque posibilidades. Sin embargo, para dar la vuelta por encima de la disciplina es un elemento fundamental, ya que es a través de ella que sobrepujamos nuestras propias dificultades en el manejo de la situación.