5 Juegos para divertir a la familia dentro del coche
  • Llevar a los niños en el coche puede ser una tarea desafiante para algunos padres. Al menos era para mí, que no me gusta mucho conducir y perdía la concentración al volante por querer atender sus necesidades y parar sus peleas.

  • Los niños son diferentes y tal vez queden muy quietas viendo el vídeo pasado en la pantalla del coche durante el trayecto. O pueden estar tan inquietas que ni la película es capaz de retener su atención. O aún no se sienten muy bien con el movimiento del coche y la atención en un dispositivo electrónico, causando mareos.

  • Lea: 5 consejos para viajar en coche con niños pequeños

  • Algunas bromas que se pueden realizar durante los trayectos cortos o largos pueden amenizar la situación estresante, calmar y divertir a los niños y desarrollar algunas áreas del intelecto de los pequeños y, por qué no, de los padres.

  • 1. Fui a la feria y compré ..

  • Esta broma que estimula la memoria de niños y adultos, también puede enseñar acerca de alimentos desconocidos, ampliando el conocimiento. Es divertida y hay varias versiones. La primera persona comienza diciendo la frase y una fruta, verdura o legumbre con la letra A, como acerola por ejemplo. ¡Estar preparado para explicar sobre frutas y verduras desconocidas de los niños es genial! La persona a la derecha o izquierda del primero entonces dice la frase y añade algo con la letra B "Fui a la feria y compré acerola y butiá". La siguiente persona dice toda la frase, recordando las anteriores y añadiendo una más con la letra C, como cupuaçu. El ciclo continúa y vuelve a la persona que inició, siempre recordando toda la lista anterior, hasta terminar el alfabeto. Si la vigente termina antes, podrá continuar de donde paró en el retorno. Otras frases como "Fui al zoológico y vi una Ariranha" y continuar con animales también son muy divertidas.

  • 2. Fui a viajar y llevo ..

  • En los mismos moldes del juego anterior, el primer integrante escoge algo que me gustaría llevar para un viaje y habla la frase: "Fui a viajar y llevo un libro", por ejemplo. La persona a su lado repite la frase e incluye un nuevo objeto cuyo nombre comienza con la última letra del objeto escogido por la persona anterior: "Fui a viajar y llevé un libro y gafas". El siguiente repetirá la lista e incluirá algo con la letra S, jabón por ejemplo. Y el juego sigue hasta el destino.

  • 3. Historias de la Carochinha

  • Tiene como foco estimular la imaginación y la visión. Un objeto puede ser utilizado, como una bolita, pluma o cualquier otra cosa. Quien comienza el objeto, mira por la ventana e inicia una historia con algo que vio. Por ejemplo: "Era una vez una placa de tránsito que limitaba la velocidad a 60km por hora". "Pasa el objeto a la otra persona que dará continuidad al cuento:" Esta placa estaba con mucho polvo y se sentía muy solitaria, a pesar de que tantos coches pasaban por ella. Nadie ni siquiera le acentuaba ... ". La tercera persona recibe el objeto y continúa: "Un día una señora muy bondados pasó caminando en aquella carretera y se quedó con la placa sucia y rechazada, luego sacó un pañito humedecido de la bolsa y limpió su polvo". Y para finalizar, el último integrante del vehículo capricho en el desenlace: "La placa entonces sacó una selfie y actualizó su foto de perfil en Facebook". El objetivo es este mismo, imaginación, creatividad y mucha risa. 4. Quien canta sus males espanta

  • Aquí una persona piensa en una palabra que esté en una canción. Después de declarar el término escogido, como casa por ejemplo, quien recuerda una canción que tiene casa comienza a cantar "Era una casa muy divertida ..." y todos participan cantando juntos hasta el final de la canción. Estimular estos pequeños talentos es divertido y promueve mayor unión entre todos.

  • 5. Pequeños Einsteins

  • Alguien elige un número simple (1 a 9 por ejemplo) y comienza el juego. Si el número elegido es 6, la siguiente persona hablará 12, y la próxima 18. Establecer un límite para el último número da la oportunidad de aprender varias tablas, como por ejemplo, hasta el número más cercano a 100. En el caso del 6, el último número sería 96. Los niños muy pequeños pueden tener dificultad para entender esta broma, pero si ya conocen los números y saben contar en los dedos es sólo enseñar a contar más 6 números más allá del último hablado.

  • Lea: 10 consejos para dedicar más tiempo a la familia

  • Aprovechar momentos con quienes amamos no requiere mucho esfuerzo. Basta algunas ideas interesantes y tiempo. Como el último elemento anda muy escaso, aprovechar los pocos minutos juntos en trayectos en el vehículo es una buena opción.