5 Defectos difíciles de convivir en el matrimonio
  • Los defectos difíciles de convivir están relacionados con los límites de cada persona, así que algo que es totalmente inaceptable para algunos, por otros son bien tolerados. Por eso ante un defecto del cónyuge que le causa gran irritación es interesante reflexionar sobre las razones por las que esto afecta tanto a usted. En mi segundo libro trata sobre estas intolerancias en el matrimonio y comienzo recordando una historia contada por un sacerdote en el momento de una boda. Él dijo que luego de las bodas, los cónyuges se decían entre sí: "Te amo, te adoro, te quiero". - Pasado algún tiempo ellos completan: "... pero no te tolero!" Él dijo en tono de broma lo que, desgraciadamente, sucede en muchos casos.

  • Podemos indicar algunos defectos comunes por los cuales las personas se quejan:

  • 1. Gastador o seguro

  • Pensar de forma contraria a la hora de emplear el dinero es un conflicto muy común entre parejas, principalmente cuando los cónyuges se crean con

  • status sociales muy diferentes . 2. Adicto

  • Los vicios son campeones en cuanto a las controversias matrimoniales. El alcoholismo, el tabaco, las drogas, además del juego y de la pornografía, son vicios de gran poder destructivos para las relaciones. 3. Violento

  • La violencia doméstica representa un problema mundial que ha devastado a familias enteras. Las personas violentas necesitan ayuda profesional, pues, nada justifica actitudes de esa naturaleza.

  • 4. Relajado

  • Muchas son las quejas debido a la apariencia e higiene del cónyuge que, lamentablemente, cree que después de casados ​​no hay necesidad de un mínimo de cuidado en relación a sí mismo y al otro.

  • 5. Intransigente

  • La falta de respeto en relación a los gustos, voluntades, creencias y valores del cónyuge es una cuestión muy común en las peleas y discusiones entre parejas. La persona intransigente no acepta ser contrariada y promueve gran alboroto en el sentido de que su opinión prevalezca siempre.

  • Al observar estos cinco defectos que comúnmente generan tantos sinsabores e incluso provocan roturas familiares dolorosas, podemos notar que lo ideal es que los cónyuges se conozcan mejor antes del matrimonio. En ese sentido indico la lectura del artículo: ¿Namorar? ¿Para que? También es necesario observar que el respeto al otro es esencial para la buena convivencia, pues, corresponde a la anulación del egoísmo y una inspiración para transformar los propios defectos. Así como en el artículo: Egoísmo, libre de eso!

  • Consideremos, además, que reclamar no es un camino constructivo y que hay que buscar una manera práctica de entendimiento sobre lo que hay que hacer ante las intolerancias. El hecho es que construir una vida armoniosa juntos puede no ser tarea fácil, sin embargo, ciertamente el resultado es extremadamente compensador. Para tanto vale reflexionar en maneras capaces de llegar a eso, como en la lectura del artículo: 3 secretos que hacen un matrimonio más feliz.

  • Es necesario que se comprenda que al decidir compartir una vida con alguien, usted se está decidiendo a convivir con las cualidades y defectos, así como ese alguien también tendrá que convivir con usted de forma entera. Por lo tanto, lo mejor es mantener una convivencia sana con mucho diálogo, respeto y tolerancia.