4 Maneras de mejorar una boda solitaria
  • Este artículo fue publicado originalmente en el blog de Dave Willis. Se ha reproducido con permiso. Traducido y adaptado por Stael F. Pedrosa Metzger.

  • Recientemente, mi increíble esposa Ashley escribió un perspicaz post sobre "La Gran Mentira que lleva a un matrimonio solitario" y agitó una gran discusión. A través de esas discusiones, estamos percibiendo que muchas personas se sienten "solitarias" en su matrimonio.

  • Lea: Cómo acabar con la soledad en el matrimonio

  • Hay diferentes grados de soledad en el matrimonio, y oímos declaraciones como estas:

  • "Mi marido simplemente no me entiende." "Yo soy el único que parece preocuparse por esta boda."

  • "Mi esposa no parece preocuparse por mis necesidades." "Sólo estamos atravesando los días, no sé cómo romper este ciclo frustrante."

  • "Es como si no fuésemos casados, somos sólo dos compañeros de cuarto que comparten la misma casa.

  • "Quiero que las cosas sean mejores, pero él / ella no parece querer cambiar cualquier cosa." "Estoy haciendo todo lo que puedo, pero siento que estoy luchando solo, me siento solo en esta boda."

  • Algunas de estas declaraciones resuenan en ti? Hay pocas cosas en la vida más desalentadoras que sentirse desconsiderado, irrespetado o abandonado por un cónyuge. Si usted se encuentra en un "matrimonio solitario", no pierda la esperanza.

  • Lea: 8 problemas a ser resueltos para que su matrimonio sobreviva

  • Hay maneras de luchar por su matrimonio, incluso cuando parece que usted es el único en luchar.

  • Si usted se siente solo en su boda, usted puede hacer todo en su poder para traer mejoras a la relación a través de: 1. Dar amor basado en compromisos permanentes, y no sentimientos temporales

  • Uno de los aspectos más difíciles (y más importante) de la boda es amar a su cónyuge incluso cuando él / ella está siendo indigno de ser amado. Esta es realmente la esencia del amor. Significa dar lo mejor de nosotros, incluso cuando no está siendo inmediatamente retribuido. Esto es lo que Dios ha hecho por nosotros. Es altruista, y es difícil, pero también es poderoso.

  • 2. Tenga el tipo de comportamiento que desea que el otro tenga

  • Cuando estamos frustrados con nuestros cónyuges, es natural el deseo de alejarnos, irritarlos o criticarlos, pero ninguna de estas tácticas funcionará. Esta etapa es una progresión natural del primer punto sobre dar amor, incluso cuando no es retribuido inmediatamente. Haga por su pareja lo que usted quisiera que él hiciera. Intente animar más que criticar.

  • En el matrimonio divergencias son inevitables, pero la falta de respeto es opcional.

  • 3. Encuentre incentivo en las amistades saludables

  • Cuando usted se siente solo, es natural buscar el incentivo de amigos, pero si usted no tiene cuidado, eso también puede ser peligroso. El "aliento" de los amigos puede convertirse en una sesión "meter el palo" en el cónyuge o glamurizar el divorcio. Busque incentivos de los amigos, pero asegúrese de que son personas sanas que le aman y amas a su cónyuge también.

  • Cerque de personas que fortalezcan su carácter, y huya de aquellas que lo comprometen.

  • 4. Tenga fe

  • La fe no es una sensación. Es una elección de confiar en Dios mismo cuando la vida parece no tener sentido. Durante esos períodos busque el confort en Dios que promete nunca dejarnos o abandonar y también promete cambiar todas las cosas para nuestro bien. Él va a conducirlo a través de la dificultad si usted elige superar tal desafío, haciéndolo mejor, no amargo.

  • Lea: Redescubriendo el amor del Señor cuando nos sentimos abandonados y solos

  • El tiempo de Dios rara vez es el mismo que el nuestro, pero Su tiempo es siempre perfecto. Confía en él.