4 Cosas que sus hijos necesitan ver usted hacer en su matrimonio
  • Soy partidaria de una casa en la que los dos padres estén presentes, en gran parte porque no participé en una. Mi madre y mi padre se divorciaron cuando yo era pequeña, y mi madre no se casó de nuevo. Yo no la culpo por haber elegido quedarse soltera después de mi padre. Ella se ocupó de mucho abuso emocional que duraría toda la vida. Creo que, en cierto modo, ella quería protegernos de otra relación potencialmente "mala".

  • Podría escribir un libro sólo sobre los efectos del divorcio en los niños, pero este no es el caso. Sólo estoy compartiendo un poco la historia de mi propia familia, porque siento que he perdido algunas lecciones valiosas sobre las relaciones positivas. Ahora, muchos años después, con mi propia familia, soy consciente de mis propias dinámicas familiares. Mi marido y yo trabajamos duro en nuestro matrimonio, pero también permitimos que nuestros hijos vean lo bueno, lo malo y lo desagradable.

  • Muchos de mis amigos me dijeron que nunca vieron a sus padres pelear ni oír decisiones sobre cuestiones financieras de la familia que se hicieron. Hubo una época en que pensé que iba a tratar con mis propios asuntos familiares así también, pero simplemente no funcionó para nosotros. Mi marido y yo queremos que nuestros hijos sean conscientes de lo que realmente hay que hacer para que un matrimonio funcione a diario, quiero que entiendan que no siempre las cosas son como cuentos de hadas, sino una rutina diaria.

  • Aquí está una lista de cosas que yo personalmente creo que los niños necesitan vernos haciendo en nuestra boda. ¿Qué agregarías a la lista?

  • 1. Orar

  • Para mí, este fue el más difícil. La religión fue tal vez insertada en algún lugar en mi infancia, pero no recuerdo haber orado en familia. La oración siempre ha sido tratada como algo que usted hace en su tiempo personal con Dios. Entonces, orar juntos como una pareja y como familia era un poco extraño al principio (no para los niños, sino para nosotros). Deseando que nuestra familia tuviera un tiempo para orar juntos, empezamos a hacerlo en la cena con mi marido liderando. A los pocos, los niños comenzaron a orar a la mesa. Ahora, no es extraño para los niños vernos, como una pareja, orando sobre las cosas mínimas. Antes de que se toman decisiones, los niños saben que vamos a orar sobre eso. Si usted quiere que sus hijos tengan un deseo por Dios, ellos necesitan ver que usted también tiene ese deseo genuinamente. Y puedo decirle de primera mano que puede hacer maravillas para su boda cuando comparten momentos tan íntimos.

  • 2. Tomar decisiones

  • Los niños deben ver que sus padres se consultan el uno al otro antes de tomar decisiones, ya sean grandes o pequeñas. No hay nada mal en una pareja en desacuerdo sobre cuál es la mejor decisión para la familia. Lo importante para sus hijos no es ver quién gana. Lo importante es mostrarles que, incluso en momentos en que ustedes discrepan, ustedes pueden llegar a un acuerdo. Permitir que sus hijos los vean tomando decisiones JUNTOS, no sólo les mostrará cómo tomar decisiones, sino también a trabajar en equipo. La toma de decisión nunca debe ser unilateral.

  • 3. Luchar

  • Sí, no hay problema alguno que sus hijos vean un momento en que ustedes simplemente no les gusta mucho el uno del otro. Pero no quiero decir confrontación física o explosiones de rabia donde usted está dirigiendo palabrotas o insultos a su pareja. ESO NUNCA ES ACEPTABLE. Pero sus hijos no van a necesitar terapia si ven la madre y el padre discrepar. En realidad, la pelea es la oportunidad de dejar a sus hijos ver cómo lidiar con conflictos de forma respetuosa y madura.

  • Yo tenía una amiga que idolatraba la boda de sus padres. Ella nunca los vio pelear o discrepar. Cuando ella se casó, creó expectativas distorsionadas sobre su esposo. Esto causó gran tensión y terminó llevando al divorcio.

  • 4. Demostrar afecto

  • ¿Cuál es la mejor parte de pelear con su cónyuge? ¡Poder hacer las paces! El número tres y el cuatro van de la mano, mostrar afecto a su cónyuge es muy importante. Usted quiere que sus hijos entiendan que el deseo el uno por el otro es vital y mutuo. ¿No queremos que nuestros hijos encuentren a alguien que los amará y les muestra que son amados?

  • Creo que los niños necesitan saber que, incluso después de casarse, todavía deben conquistar a su cónyuge. Nuestros hijos se ríen y cubren los ojos cuando ve a mi marido y yo nos besamos, pero también hay una mirada de satisfacción en sus rostros. Ellos saben que nos amamos, porque lo demostramos no sólo a través del habla, sino también en acciones. Sus hijos pueden revirar los ojos, hablarles para que se detengan con la melaza o tapar los oídos mientras ustedes cambian elogios melosos, pero en el fondo, les están proporcionando una sensación de seguridad.

  • Al dejar a sus hijos ver a usted en su boda en el día a día, usted está mostrando a ellos que su familia está aquí para quedarse ... sea a través de lo bueno, lo malo o lo desagradable.

  • _Traducido y adaptado por Sarah Pierina del original 4 cosas sus niños necesitan para ver usted de su matrimonio.