4 Cosas preciosas que los padres modernos proporcionan a sus hijos
  • El modelo de familia de décadas atrás, donde el padre llega del trabajo, se sienta en un sillón y es servido por la esposa e hijos cambió radicalmente. Hoy, padre y madre actúan en todas las áreas familiares, en la provisión del hogar y en la educación de los hijos. Ellos actúan como socios iguales y esto puede ser un poco incómodo para los padres que han tenido una educación diferente en sus infancias.

  • Es cada vez más común ver padres comentando, compartiendo fotos y contando a los amigos del trabajo como cuidan a los hijos y cómo les trae alegría. Ellos descubrieron que hay mucha felicidad escondida en la sonrisa de un niño que interactúa con su padre. Y la preocupación en dar lo mejor en el sentido de cosas materiales es cada vez menor.

  • Todo puede ser muy nuevo y es difícil asegurarse de que el camino hacia la educación y la crianza de los hijos es correcto o no. Las madres saben que es así, que cuidar de los hijos sólo será realmente aprendido cuando ya están en la vida adulta. Suerte de los más jóvenes. Juntos, padre y madre comparten la alegría que es educar y nutrir a uno o más niños en su propio hogar.

  • Los padres de hoy consiguen con sus actitudes actuales dar a sus hijos algunas cosas muy importantes:

  • 1. Confianza

  • Ellos acompañan a los hijos en las aventuras y en el aprendizaje de juegos, en el trabajo de la escuela, en el deporte y en lo que sea necesario. Sabiendo que la presencia en el hogar y en la vida de los hijos es algo extremadamente importante, los padres de hoy logran garantizar que sus hijos confíen en sí mismos y se arriesguen, pues cuando todo sea nuevo, ellos estarán junto a sus padres y aprenderán con ellos junto con ellos.

  • 2. Límites

  • Los padres saben que al imponer límites a sus hijos obedecer y convertirse en niños comprometidos y adultos responsables. Ellos entienden que mucho mayor que ejercer la autoridad sobre el niño es la comprensión de lo que es correcto y de lo que es incorrecto y la formación de carácter a través de principios asertivos.

  • 3. Atención

  • Pasan más tiempo con los hijos cuando los buscan en la guardería o escuela y les gusta mucho mantener un buen diálogo durante el trayecto, conversando mientras preparan comidas o limpian juntos la cocina o aún al ayudar en un trabajo escolar. Los padres de hoy son mucho más participativos y saben mucho más de la vida de los hijos y eso trae más seguridad a los niños y adolescentes.

  • 4. Oportunidad

  • La facilidad que la nueva generación tiene con la tecnología es sorprendente para los padres así como para las madres. Proporcionan la oportunidad a sus hijos para aprender acerca de técnicas, aplicaciones, aparatos y novedades que desconocen como nuevos juegos y juegos. Ellos son enseñados, pues saben que aprender con niños no es vergüenza, sino una oportunidad impar de crecimiento para los dos, ayudando al hijo a generar autoconfianza y percibir que puede ayudar a las personas con su inteligencia y talentos, aunque sean mayores. Esta interacción genera más amor y complicidad entre ambos.

  • La conexión entre padres e hijos se vuelve muy fuerte con la presencia del padre en la vida de los pequeños, y eso es algo muy positivo para toda la familia. Los padres descubren que el sentimiento de falla como padre no permanece cuando cambian pañales, hacen comida o juegan con sus hijos. Este privilegio no es exclusivo de las madres y para los niños será de inmenso valor crecer con padre y madre proporcionando cosas tan preciosas en sus vidas.