4 Consejos importantes para que los padres y las madres aprendan a comunicarse con los hijos
  • Como padres y madres, cuanto más cerca esté de nuestros adolescentes, mejor. Al final, queremos ser los primeros en saber de sus dudas e intentar ayudarles, antes de que corran a la fuente de información dudosa.

  • Es importante evaluar si nuestro ejemplo y los actos nos acercan a ellos o nos alejan cada día. ¿Qué hable con tu adolescente? Generalmente los asuntos varían en:

    • Notas y escuela.

    • Trabajo y futuro.

    • Comportamiento.

    • Privilegios.

    • Participación en los deportes.

    • Elegir buenos amigos.

    • Saber elegir la ropa correcta.

    • Ayudar en los quehaceres con la familia.

    • Obedecer las reglas.

  • Ahora, pare para pensar sobre lo que más hablan. Si evaluamos, la lista es corta, es decir, la mayoría de los asuntos gira en torno a lo que hacen o necesitan hacer. ¿Y temas sobre lo que están pensando o quieren? Este desequilibrio causa la impresión de que la relación con su hijo adolescente es determinada más por las acciones de él y cómo se sale, que por su deseo de realmente conocerlo.

  • 1. Diferencia entre conversar y comunicarse

  • Hay mucha diferencia. Cuando usted pregunta la opinión del hijo en las cosas del día a día, desde el presupuesto de la familia, sobre las vacaciones de fin de año, lo que él haría en algunas situaciones, donde iría, qué él piensa sobre cosas que suceden alrededor de ustedes y del mundo, sin juzgar y sin analizar lo que él piensa, eso trae más sentido de valor a la relación padre e hijo. Además de mostrar que usted está interesado en él, usted puede descubrir lo capaz que es, y cómo razonan inteligentemente.

  • 2. Haga muchas preguntas

  • Pregunte mucho, pero asegúrese de que no se siente incómodo. Usted puede también traer asuntos controvertidos que lo estimulen a pensar y externar su opinión. Pregunte todos los días, manteniendo abierta la línea de comunicación entre ustedes. Si usted no pregunta sobre todo, usted puede perder oportunidades de saber lo que su hijo está enfrentando. Esto se llama cuidar. Quien cuida, le importa. Cuando hacemos preguntas, dejamos a nuestros hijos aplicar los valores aprendidos a las situaciones actuales en que viven. Temprano o tarde, su hijo también comenzará a hacer preguntas y una conversación más significativa ocurrirá.

  • 3. Mantenga la boca cerrada

  • Puede parecer controvertida, pero además de preguntar mucho y estimular la conversación sobre sentimientos, usted tiene que aprender también cuando mantener su boca cerrada sin interrumpir cuando su hijo tarda en hablar. Déjelo contestar y decir lo que le va a la mente de la forma que encuentre, espere su tiempo pacientemente.

  • 4. Aprenda a hablar menos y oír más

  • Nuevamente. Hay diferencia entre mantener la boca cerrada y saber oír. No dar las respuestas que usted piensa que él o ella debe dar. Nada es incorrecto en sus respuestas, por más chocante o confuso que pueda parecer. Respete sus opiniones. Nada de juzgar después de que él habla. Sólo escuche con el corazón e intente entender lo que quiere decir. Si necesita más preguntas para aclarar el tema, hágalo.

  • Sí, el secreto para conectarse a su hijo o hija adolescente es aprender a comunicarse, y saber escuchar. Todo lo que los adolescentes necesitan es alguien que los oiga.

  • Si un niño o adolescente abre el corazón al padre oa la madre, y encuentra a un receptor más preocupado de pasar el mensaje correcto que oír lo que tiene que decir con el corazón, ese adolescente eventualmente dejará de compartir lo que piensa. No se preocupe por recordarle la lección, sólo en escuchar con el corazón lo que quiere y necesita compartir.

  • Es en ese momento que vas a aprender a conocer al ser humano que has dado a luz. Olvídese de las lecciones. El orden ahora es estar juntos, dar el ejemplo, si aún no ha dado, y apoyarlo.

  • Al final, cuántos adolescentes conoces que dicen, "Mi padre (o mi madre) me oye, entiende y me da valor"? Son raros, pero existen. Sea uno de ellos.